La primera dama de la República, Raquel Arbaje, quien este martes reconoció que los jóvenes de los sectores empobrecidos del país están expuestos a malas influencias, consideró que los valores nunca van a morir.

Manifestó que, sobre los hombros de los padres, la sociedad, los medios de comunicación y la clase política pesa la responsabilidad de mantener esos valores.



Es por eso que, asegura, cuando visita un barrio como El Capotillo y tiene la oportunidad de conversar con algún joven le exhorta a que no permita que le llamen “tiguere”. Entiende que hay que respetar a los niños y jóvenes.

«Son muchos los falsos valores, pero siempre, siempre se ha dicho que los valores nunca van a morir (…). Cada niño, cada niña, es un alma, no vamos a ver los cambios de la noche a la mañana» Raquel Arbaje Primera dama “



Inidica Karina Jiménez en el periódico Diario Libre,que la Primera Dama saludó que La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR) inhabilitara la transmisión del programa de televisión “Mega Show”, que conduce Jesús «Masa» Gil , por violentar el Reglamento 824 que regula el contenido en la radio y la televisión. A su juicio, esos programas en horas tan tempranas “no pueden estar, es más, no debieran existir”.

Entérate más:  Milagros Ortiz Bosch: RD avanza cinco posiciones en lucha contra la corrupción

Para la primera dama, con la influencia del Internet y del exterior es suficiente.

Al ser cuestionada sobre la influencia de la música, Arbaje manifestó que el problema no es la música en sí, sino la letra: “¿Quién no se mueve al ritmo de un dembow? ¿Quién no se mueve al ritmo de un trap? Pero es la letra”. Ante esta problemática, afirmó que ha tenido contacto con ciertos urbanos a los fines de mejorar esa parte.