Samuel, el hijo de 10 años, de Ben Affleck, estaba con el actor y Jennifer López en un concesionario de autos y protagonizó un pequeño incidente al ponerse al volante de un Lamborghini Suv y chocarlo contra un BMW al dar marcha atrás accidentalmente.

“Beniffer” visitó el lugar de alquiler de autos de lujos en Los Ángeles, California, este fin de semana y Samuel Affleck recibió el premiso de su padre para sentarse en el asiento del conductor.



Según ha informado The New York Post, el actor ha dejado que su hijo se subiera al asiento del conductor de un Lamborghini Suv amarillo. Samuel ha dado marcha atrás y el vehículo, que se alquila por alrededor de 1.400 euros por día, se ha chocado contra un BMW blanco que estaba aparcado detrás.

En ese momento, el hijo del actor se ha bajado del coche para comprobar el estado de los vehículos junto a su padre que ha acudido en su ayuda y lo ha consolado tras el accidente.



Entérate más:  Lo que opina el actor Alejandro Speitzer de la delgadez de Danna Paola

Publica la revista Hola que, según aseguran desde la marca, se trata de un «superdeportivo» que acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 305 kilómetros por hora. Su precio ronda los 240.000 euros.

Tras el incidente, Ben no dudó en abrazar cariñosamente al pequeño, que se sentía muy avergonzado de lo que había pasado.