Johnny Portorreal, principal imputado en la estafa a más de 283 personas con la promesa de cobrar la supuesta herencia de la familia Rosario, se encuentra detenido en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva aguardando ser presentado ante un juez.

Representantes del Ministerio Público que trabajan con el caso revelaron que el imputado fue apresado durante un allanamiento en una villa en el municipio de Boca Chica a las 6:20 de la mañana de este miércoles, lugar a donde fue ubicado tras una labor de inteligencia.



Los fiscales se presentaron al lugar con orden de arresto y la ejecutaron. Luego procedieron a trasladar a Portorreal al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, donde será procesado.

De acuerdo al Diario Libre, el Ministerio Público ha adelantado que solicitará prisión preventiva contra Portorreal porque es la medida que garantiza que este no pueda volver a fugarse para evadir la justicia.



La Fiscalía del Distrito Nacional estableció en su investigación que Portorreal era el cabecilla de una red mafiosa que captaba clientes y supuestos herederos de la familia Rosario, a quienes les cobraban desde 15 mil a 24 mil pesos para gestionarles parte de una supuesta herencia de millones de euros a la cual las víctimas tenían derecho por llevar el apellido «Rosario».

Entérate más:  Asi es el lugar donde están atrapados mineros en Maimón

Producto de esa artimaña, Portorreal habría estafado a ciudadanos con más de 16 millones de pesos, según la fiscalía.

Durante la investigación, y según testimonios de los afectados, los encartados dijeron a las más de 283 víctimas que el dinero había sido transferido al Banco Central de la República Dominicana y posteriormente trasladado al Banco de Reservas, desde las entidades financieras Santander de España y Banco Zurich de Suiza, para cuyos trámites internos les requirieron la entrega de diferentes montos de dinero.

Por el caso ya había sido sometida Miguelina Gómez Santana y el imputado Miguel de Oleo Montero, alias Miguelón.