El juez federal Francisco Besosa reiteró su decisión de mantener al productor musical Raphy Pina en la cárcel mientras apela su veredicto de culpabilidad por la posesión ilegal de armas de fuego, que mantenía en una propiedad suya en Caguas, según informó el medio El Nuevo Día.

La expresión de Besosa surge tras una solicitud del Tribunal federal de Apelaciones del Primer Circuito en Boston, a donde el doblemente convicto acudió para solicitar que se le permita estar libre bajo fianza mientras intenta revertir el veredicto de culpabilidad en su contra.



“La evidencia clara y convincente no convence al Tribunal de que es probable que Pina huya o represente un peligro para la seguridad de los demás”, escribió hoy, martes, el juez en una opinión de 14 páginas.

El dos veces convicto federal fue sentenciado el pasado 24 de mayo a tres años y cinco meses de prisión. La vista de sentencia fue pospuesta en cinco ocasiones, entre ellas, para que el también dueño del sello discográfico Pina Records asistiera a la graduación de su hijo menor.



Entérate más:  Lo que debes saber si quieres ver a Daddy Yankee en el Olímpico

En una moción de 88 páginas radicada el 31 de mayo en el Primer Circuito, los abogados de Pina argumentaron que la libertad condicionada se le debe conceder porque no representa un riesgo de fuga ni de seguridad.

“Es un riesgo de fuga”
Aunque Besosa reconoció que Pina cumplió con sus condiciones de libertad provisional mientras estuvo bajo fianza durante su proceso judicial, destacó que, al el ser convicto y sentenciado, la situación cambia.

“Comparecer ante el tribunal como una persona presuntamente inocente es muy diferente de cumplir una pena de prisión como un delincuente convicto. Las condiciones de la libertad provisional no son sugerencias. Conceder la libertad bajo fianza en espera de la apelación basada simplemente en el cumplimiento de las condiciones previas al juicio no es ciertamente una ‘prueba potente’ y dejaría sin sentido la presunción de detención después de la sentencia y en espera de la apelación”, expuso.

Asimismo, resaltó que, durante su libertad condicional, el empresario realizó peticiones dudosas a la corte, como cuando solicitó celebrar el nacimiento de su hija en Santiago de los Caballeros, en República Dominicana. Pina, según los documentos judiciales, argumentó que su hija con la cantante Natti Natasha nacería en la misma fecha en la que su padre murió, el 28 de mayo. El Tribunal denegó la petición y Vida Isabelle nació el 22 de mayo de 2021 en Miami, donde Pina estaba siendo monitoreado.

Entérate más:  Adamari López: "Yo veía mi vida con el papá de mi hija (Toni Costa)"

“Los bebés nacen cuando nacen los bebés, no cuando los padres quieren que nazcan. El nacimiento de un niño rara vez ocurre en la fecha calculada por el obstetra-ginecólogo, y Pina no dio ninguna explicación sobre por qué su prometida no querría permanecer bajo el cuidado de su obstetra/ginecólogo actual y cambiar de médico un mes antes de lo esperado a dar a luz”, apuntó el juez.Además, Besos apuntó a que Pina posee embarcaciones e “importantes recursos financieros” que lo hacen propenso a fuga.

“Los vínculos con el extranjero y los recursos para evitar el encarcelamiento sugieren que Pina es un riesgo de fuga. Que haya cumplido con sus condiciones de libertad preventiva es insuficiente para superar la presunción de detención”, lee el documento.