Santo Domingo. La Junta Directiva de los Leones del Escogido felicitó al “Big Papi” por alcanzar la inmortalidad y exhortó a todos los quisqueyanos a celebrar el acontecimiento.

“David es motivo de orgullo para todos los dominicanos y para el béisbol en sentido general, no solo por lo que significó en el terreno, sino también por sus aportes fuera del mismo ayudando a los necesitados, en especial a la niñez”, resaltó la Junta Directiva del club a través de un despacho de prensa.



“Para nosotros es un ejemplo de disciplina, de liderazgo, de pasión y dedicación. Estamos muy contentos por él, por su familia y por el país”.

El equipo de los Leones está preparando una serie de actividades para festejar la exaltación de Ortiz, las cuales se realizarán durante la temporada 2022-23 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana que comenzará el próximo 15 de octubre.



Ortiz, quien jugó con los Leones entre el 1994 y el 2006, se convirtió en la segunda leyenda del Escogido en alcanzar el templo de Cooperstown, New York. El primero fue Juan Marichal en la ceremonia de 1983.

Entérate más:  BM Cargo celebrará novena edición de su Torneo de Golf

Con David y Marichal son cuatro los dominicanos en el Salón de la Fama de los Estados Unidos, donde también están las placas de Pedro Martínez (2015) y Vladimir Guerrero (2018).

En su trayectoria con el Escogido, Ortiz ganó el premio de Jugador Más Valioso en el torneo 1999-00, acumuló 24 jonrones en la Serie Regular y 18 en la postemporada. Es el líder histórico de los melenudos con 14 vuelacercas y 70 impulsadas en el Round Robin.

En su carrera de 20 años en las Grandes Ligas con los Mellizos de Minnesota y los Medias Rojas de Boston, Ortiz disparó 541 vuelacercas, empujó 1,768, anotó 1,419, conectó 2,472 imparables y 632 dobles, además de una línea ofensiva de .286/.380/.552.

También asistió a 10 Juegos de Estrellas, ganó 7 Bates de Plata y fue tres veces campeón de la Serie Mundial con Boston, logrando el galardón de MVP en el clásico de otoño 2013.