POR RAFAEL ARIDIO HIDALGO G. | En días recienteS, haciendo el recorrido Cotuí-Fantino, me vi en la necesidad de abandonar la carretera Duarte, debido a que en el poblado de Villa La Mata se produjo un entaponamiento vehicular, sin que se presentara por allí la “eficiente” DIGESETT para dirigir ese anormal tránsito, lo que me obligó a tomar el camino vecinal que conduce al paraje Los Corozos, rumbo a Las Canas y de ahí a Fantino.

La irritación era colectiva allí porque nadie sabía dónde estaba el nudo del tapón vehicular y la hilera de vehículos era interminable, bajo un sofocante calor.



Creí que tomando el indicado camino llegaría más fácil y más rápido a Fantino, porque tenía entendido que esa carretera ya se había construido, porque también estaba en mi mente, que en su penúltima visita a la provincia Sánchez Ramírez, que el presidente Luis Abinader, este había ordenado esos trabajos, la de reconstruir esa importante vía de comunicación, tomando en cuenta, por un lado, los constantes reclamos de comunitarios y por la importancia que tiene la misma para el desarrollo económico de la zona. Eso creíamos.

Entérate más:  Poder Ejecutivo pide 45 días de estado de emergencia en provincias afectadas por Fiona

Esa carretera comunica a quienes visitan a la provincia Sánchez Ramírez con la presa de Hatillo, en torno a la cual se desarrollan infraestructuras con vocación turística.



Es precisamente en el lago artificial más grande de las Antillas, como lo es el que forma el contraembalse de la Presa de Hatillo donde funciona el famoso “Ferry”, que es una embarcación creada y operada por un talentoso emprendedor de la zona para darle la vuelta al acuífero.

Pero hay en torno al lago de la presa de Hatillo números bares y restaurantes con un apetecible menú variado, siempre con la oferta del plato gourmet a base de pescados.

La realidad es que, en torno a tantas bellezas y utilidades, lo que hay es una carretera que es un solo hoyo, con verdaderos cráteres que impiden que los vehículos puedan fluir con rapidez.

Por ser esa una zona turística y agrícola, por la gran cantidad de fincas arroceras que hay allí, porque también produce ganado de carne y lechero, es lo que crea una mayor necesidad de que esta carretera sea intervenida rápidamente por el ministerio de Obras Públicas, impulsada, naturalmente, por el accionar de las autoridades de la provincia Sánchez Ramírez.

Entérate más:  Nacen siameses en Maternidad de Los Mina unidos por el tórax y el abdomen

Es el interés de los comunitarios que el presidente Luis Abinader vuelva a echar una mirada a la provincia Sánchez Ramírez y ordene la reconstrucción de la principal vía que comunica con la importante zona turística que tenemos aquí.