Santo Domingo, RD.- La Asociación Dominicana de Micros y Pequeños Fabricantes de Muebles Escolares (Asofamues) someterá en las próximas horas un recurso ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) para pedir la anulación del procedimiento de urgencia para la adquisición de butacas que se usarán en este año escolar.

La acción tiene lugar tras la organización considerar que la licitación MINERD-MEA-PEUR-2022-0001 para la compra de 35 mil pupitres bajo la modalidad de urgencia viola la ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones, así como su Reglamento de aplicación 543-12 que protegen a las micros, pequeñas y medianas empresas.



En exclusiva para el Caribe, el presidente del gremio, Vicente Julián King, afirmó que con las exigencias contenidas en dicha convocatoria, el Ministerio Educación perjudica a pequeños comerciantes al imponerles cargas que no pueden llevar.

“Las autoridades del Minerd pretenden pasar por debajo de la mesa una compra de 100 millones de pesos declarándolo de urgencia pero que lo que en el fondo oculta es la negligencia del ministerio en gestionar las compras de mobiliario escolar a tiempo, para que las mismas estuvieran lista para el inicio del año escolar que siempre sucede entre agosto y septiembre de cada año”, sostiene.



Entérate más:  MVM reitera en NY importancia del socialismo democrático ante retos mundiales

Asofamues se quejó de que en el pliego de condiciones de la referida licitación se les exija a los oferentes presentar recibido conforme de dos contratos superiores a 8,700 butacas contratadas en los últimos dos años. Requerimiento que, a juicio de Julián King, es difícil de cumplir por la incidencia de la pandemia.

El representante del gremio, que agrupa 33 pequeñas empresas fabricantes de mobiliario escolar, prevé el fracaso de este procedimiento, el cual comparó con dos licitaciones para la adquisición de alrededor de 188 mil butacas que se abrió el año pasado, del que hoy el Ministerio de Educación anuncia incumplimiento del contrato. Igualmente King aseguró que en la pasada convocatoria no fueron beneficiados pequeños productores porque no podían competir en precio con medianas y grandes empresas. Deploró que la adquisición actual se haya distribuido en cuatro lotes, condición que entiende reduce las garantías de entrega por la alta cantidad contratada a menor número de proveedores. “Mientras más suplidores haya más garantía hay de que su urgencia sea satisfecha.

Entérate más:  Biden arremete contra Putin tras nueva escalada en Ucrania

“Es decir, que esas 35 mil butacas en vez de ponerlas en lotes de 8 mil, deberían ponerlas en lotes de dos mil, para que haya 16 suplidores que puedan garantizar en el tiempo prudente la entrega de estas butacas”, consideró.