Santo Domingo, RD.- La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) evalúa los daños ocasionados por los efectos del huracán Fiona en las estructuras carcelarias, mientras las autoridades se mantienen activas para enfrentar emergencias y salvaguardar a los privados de libertad y a todos los responsables de la custodia y la administración de los recintos.

La DGSPC y sus comités de emergencia, prevención e intervención activaron su plan de contingencia desde el viernes con la finalidad de preservar la integridad de las personas privadas de libertad y el personal penitenciario.



La Dirección General de la DGSPC y la Subdirección Administrativa se han auxiliado del área de ingeniería de la Procuraduría General de la República para iniciar la evaluación de los daños provocados por el huracán en los recintos de Cucama, en La Romana, y Anamuya, en Higüey, ubicados en la primera región afectada por los vientos del huracán Fiona.

Los informes preliminares apuntan a daños al sistema de iluminación, la caída de tinacos, afectación de algunas vallas y del sistema de abastecimiento de agua también en ambos recintos.



Entérate más:  Pobreza en Argentina llegó a 36,5% en primer semestre 2022

Las brigadas de la DGSPC trabajan desde primeras horas de este lunes en la reparación de los daños de más urgente solución.

En los recintos se tomaron todas las medidas para preservar la integridad física de los privados de libertad, a quienes se les ha facilitado el contacto vía telefónica con sus familiares cercanos.

Hasta el momento en el Centro de Privación de Libertad de La Victoria no se reportaron incidencias por el paso del huracán Fiona. Este lunes, el titular de la DGSPC, Roberto Hernández Basilio, recorrió sus instalaciones.

Hernández Basilio también acudió al Centro de Corrección y Rehabilitación Abierto de Haras Nacionales y al Recinto Para Militares, ubicados en Santo Domingo.

El titular de la DGSPC resaltó que el inventario de alimentos y medicinas es el adecuado para una posible emergencia. “Todo el personal del sistema penitenciario se encuentra trabajando y en alerta permanente”, dijo.

“También estamos en contacto directo con el Centro de Operaciones de Emergencias y los órganos de socorro del Estado que pudieran apoyarnos ante una eventual emergencia en los recintos carcelarios”, apuntó Hernández Basilio.