La Segunda Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional ratificó este miércoles la prisión preventiva al general de la Fuerza Aérea Juan Carlos Torres Robiou, acusado de formar parte de la red de corrupción administrativa desmantelada por el Ministerio Público con la Operación Coral 5G.

El tribunal de alzada adoptó la decisión tras acoger el pedimento del Ministerio Público, encabezado por el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, quien pidió que fuera desestimado el recurso de apelación presentado por la defensa del imputado, ya que la decisión atacada hace una aplicación correcta de las normas jurídicas.



En ese sentido, el representante del Ministerio Público pidió que se ratificara la prisión preventiva al procesado, lo cual fue acogido por el tribunal.

Con esta nueva decisión de la corte, integrada por los jueces Luis Jiménez, presidente; Rosalba Garib y Teófilo Andújar, el procesado falla otra vez en su intento por obtener la libertad mediante la variación de la medida de coerción.



En la audiencia, el procurador adjunto Wilson Camacho representó al Ministerio Público junto a las procuradoras de corte Mirna Ortiz, coordinadora de Litigación de la Pepca, y Francia Calderón, y los fiscales Arolin Lemus y Melvin Romero.

El pasado 15 de agosto el Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional le confirmó la medida de coerción de privación de libertad que cumple el general Torres Robiou en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres, en San Cristóbal, por no presentar nuevos presupuestos.

Con las operaciones Coral y Coral 5G, que involucra a imputados por corrupción administrativa, el Ministerio Público presentó cargos por ese delito contra 48 personas, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas, imputadas de defraudar al Estado dominicano con más de 4,000 millones de pesos.

El entramado de corrupción operó en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani).

En la Operación Coral 5G, derivada de la Operación Coral, fueron arrestados los generales Juan Carlos Torres Robiou (FARD), Boanerges Reyes Batista (ARD) y Julio Camilo de los Santos Viola (FARD), así como el capitán de navío ARD, Franklin Mata Flores, y José Manuel Rosario Pirón.

En el caso también están implicados Carlos Lantigua, Alfredo Pichardo, Erasmo Roger Pérez, Jehohanan Lucía Rodríguez, Yehudy Blandesmil Guzmán y Esmeralda Ortega Polanco.

Entre los imputados de la Operación Coral figuran el mayor general Adán Cáceres Silvestre, Rossy Guzmán Sánchez (La Pastora), el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la religiosa), el coronel policial Rafael Núñez de Aza y el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz, así como el mayor del Ejército, Raúl Alejandro Girón Jiménez.

El conocimiento de la solicitud de fusión de esos casos y la audiencia preliminar fue fijado por el Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional para el próximo 28 de octubre.