La policía india informó el jueves que halló en un tren el cadáver de un hombre que había viajado 900 kilómetros por el norte del país encerrado en un baño sin ser detectado.

Se sospecha que el hombre abordó el tren días antes de partir del estado de Bihar y murió dentro del baño después de trancar la puerta.



Ram Sahay, oficial de la policía ferroviaria, dijo a AFP que forzaron la puerta el domingo luego de que los pasajeros se quejaron del olor.

El tren había recorrido casi 24 horas, para un viaje total de 35 horas, cuando se realizó el macabro hallazgo.



«Aún no sabemos nada del hombre», indicó Sahay, quien está basado en Shahjahanpur, estado de Uttar Pradesh, donde se encontró el cuerpo.

«Posiblemente ingresó al tren cuando estaba parado y murió dos o tres días antes de ser encontrado», indicó.

Sanjay Rai, un médico en el hospital ferroviario, dijo al diario The Times of India que el hombre «murió después de que cayó en un posible coma».

Las autoridades distribuyeron afiches del hombre en las cercanías de la estación de Bihar.

Decenas de miles de cadáveres quedan sin reclamar ni identificar cada año en India.

Generalmente son cremados por la policía después de tres días en los que intentan ubicar a familiares o amigos del fallecido.