Las esporas de Last of Us saltaron del mundo de los videojuegos a la televisión, infectando a una mayor audiencia que podría pensar que toda la trama es ciencia ficción pero que tal vez no sepa que el hongo zombificante responsable del mundo post apocalíptico del juego existe en nuestro planeta.

El hongo es cuestión se llama Ophiocordyceps y su comportamiento es algo aterrador. Como la mayoría de la vida en la Tierra, el propósito de esta cepa es reproducirse de la forma más eficiente posible, para lo que utiliza esporas que pueden introducirse en diversos organismos y alterar el funcionamiento de su sistema nervioso al grado de influenciar el comportamiento de su huésped.



Es decir, el hongo tomaría control de sus movimientos para llevar sus cuerpos zombificados a lugares convenientes en donde explotar y así liberar esporas que contagien a más organismos

Este tipo de hongos está presente mayormente en insectos, como hormigas que una vez infectadas son obligadas a dejar su nido para buscar un clima húmedo adecuado para el crecimiento del hongo.



Al encontrar el lugar: la hormiga muere, el hongo crece y libera sus esporas para infectar a más insectos y así repetir el proceso.

¿Un hongo puede contagiar a un humano?

Sí. Como ejemplo tenemos el caso del Claviceps Purpurea, un hongo que crece en el centeno y el trigo y que se cree que es en gran parte responsable por la cacería de la brujas de Salem. Pues al ser consumido produce alucinaciones, psicosis, afecta al sistema nervioso y causa la contracción de musculo blando.