El transporte de gas natural licuado «se verá afectado» por la escalada de tensión en el mar Rojo, alertó este martes el primer ministro de Catar, uno de los mayores productores del mundo.

«El gas natural licuado (…), al igual que todas las demás mercancías, se verá afectado» por la «peligrosa escalada» en el mar Rojo, frente a las costas de Yemen, declaró Mohammed ben Abdulrahman Al Thani en un acto en el Foro Económico Mundial en Davos, en los Alpes suizos.



En las últimas semanas, los rebeldes hutíes de Yemen multiplicaron los ataques en el mar Rojo a buques mercantes que, según dicen, están vinculados a intereses israelíes.

Los rebeldes, que controlan una parte del país, incluida la capital Saná, y cuentan con el respaldo de Irán, dicen actuar así en solidaridad con los palestinos de Gaza, bombardeada por Israel desde el 7 de octubre en el marco de la guerra del Estado hebreo con el movimiento islamista Hamás.



En respuesta, y con el argumento de garantizar la libertad de navegación en esta vía por la que transita un 12% del comercio mundial, Estados Unidos y Reino Unido bombardearon recientemente objetivos de los hutíes en Yemen.

Igualmente, varios armadores decidieron evitar la zona, lo que se traduce en un incremento de los plazos de entrega y de los costes en el transporte de mercancías entre Asia y Europa.

«Hay itinerarios alternativos, pero (…) son menos eficaces que el itinerario actual», destacó el primer ministro de Catar.

Interrogado a propósito de los ataques británicos y norteamericanos el viernes y sábado contra objetivos de los hutíes, Mohammed ben Abdulrahman Al Thani estimó que la estrategia militar «no pondrá fin a esta situación ni la contendrá».

«Por el contrario, creo que esto dará lugar a una nueva escalada», dijo el dirigente, que pidió concentrarse en «la cuestión central, que es Gaza».