Someten proyecto enfrentaría robo metales en RD

1

El diputado Carlos Gabriel García presentó ayer un proyecto de ley a la Cámara de Diputados que busca prohibir por un período de 10 años la exportación de chatarras y desperdicios de metales, incluidos los que procedan de procesos de fundición, a fin de contribuir a reducir el robo de estos materiales.

De acuerdo a la iniciativa legislativa, este hecho delictivo sería considerado robo agravado, y se sancionaría con penas de cinco a veinte años de prisión y multa de diez a veinte salarios.

El artículo 16 del proyecto indica que la persona moral que almacene, transporte o procese desperdicios de metales, chatarras y otros desechos de cobre, aluminio y sus aleaciones sin contar con el debido registro que establece esta ley será sancionada con la confiscación o decomiso del producto, los bienes, objetos, y los haberes procedentes directa o indirectamente de la infracción, sin perjuicio de los derechos de terceros de buena fe y el cierre temporal por un período no mayor de un año del establecimiento donde se verificare la infracción.

El legislador perredeísta plantea que el incremento de esas operaciones en el país, sin los controles necesarios ha generado “una alarmante actividad delictiva en todo el territorio nacional que se expresa en el robo permanente de los metales utilizados en la infraestructura pública y privada”.

Agregó que como resultado de ese comercio ilegal se ha estimulado el robo, tráfico y comercialización de los cables de las redes eléctricas y telefónicas.

La clave

Excepciones

El diputado perredeísta Carlos Gabriel García dijo que sólo serían excluidas de esa prohibición aquellas empresas que puedan demostrar que los desperdicios y deshechos de metales provengan directamente de sus propios procesos industriales y se encuentren registradas de conformidad con el protocolo establecido en el mismo proyecto de ley ante el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana.

Fuente:Hoy.com.do

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. el detener la exportación de metales por 10 años no seria lo idóneo, pues aunque hay un porcentaje del metal comercializado que proviene de negocios ilícitos o robo, no menos cierto es que este tipo de negocio se ha convertido en un medio de sustento para varias familias y una forma de limpiar el medioambiente, por lo cual me permito a mencionar algunas ideas:

    a) Las empresas que se dediquen a comprar para revender metales o chatarra deben estar clasificadas, zonificadas y con una licencia especial que provea la DGII, Aduanas e Interior y Policía.

    b) Nunca deberán comprar metales fundidos y para su posterior fundición las piezas o chatarras deben ser inventariadas y autorizar su fundición por un representante del Estado.

    c) quienes vendan chatarras o metales a las metaleras, deberán tener un domicilio verdadero, Cédula y estar dispuesto a ser contactado en cualquier momento, también es responsable de cualquier reclamo de aquel que pruebe que fue robado o timado.

    d) las empresas que produzcan desechos de metal deberán proveer al comprador de una declaración donde indique que ese material es chatarra, basura o desperdicio y que renuncian al interés de este o que lo comercializaron bajo las leyes dominicanas.

Participa en el debate, deja un comentario.