Consejos para proteger nuestra reputación online fácilmente

0

redes-sociales-1

Por eso, es importante que sepamos manejar algunos consejos para proteger nuestra reputación online. Porque, como con todas las cosas, la información en internet se puede manipular fácilmente, y tan sólo algún pequeño comentario negativo puede tener una influencia importante. Los motores de búsqueda hoy en día también indexan las actualizaciones públicas que hacemos en nuestras redes sociales, algo importante para considerar. A continuación, presentamos algunas de estas formas, desde lo más básico a lo más avanzado, que nos ayudarán a tener un control más estricto.

Usa Google Alerts

El buscador de Google es muchas veces una forma de acceder a nuestra información personal, y ver qué está diciendo la gente de nosotros. Sin embargo, nosotros podemos controlar esto a través de una herramienta particular. No siempre tenemos el tiempo de googlearnos a nosotros mismos, pero sí podemos configurar Google Alerts, una sección particular del buscador, para que nos envíe notificaciones cada vez que se ingresa una nueva actualización sobre nosotros. No solamente de los demás, si no también propia -por ejemplo, cuando indexa una actualización pública que hacemos en redes sociales-.

Es importante que estemos siempre encima de esto porque a través de los buscadores se forma, en gran parte, nuestra reputación online. Puede que no seamos amigos de todo el mundo en LinkedIn, pero algún recruiter avispado, si estamos en proceso de búsqueda laboral, puede encontrar información que nosotros no queremos que sea pública. Esto estará relacionado con los puntos que mencionaremos a continuación, por lo que es importante que no lo perdamos de vista.

Revisa tus perfiles sociales y tus menciones

Nuestros perfiles sociales también pueden oficiar de carta de presentación al mundo. Por eso, es importante que también estemos encima de las cosas que se están diciendo de nosotros. Por ejemplo, cuando se nos etiqueta en Facebook o cuando tenemos una mención en Twitter. Esto es relevante no solamente para nuestra presencia personal, sino también para la presencia corporativa de las marcas, que tienen que prestar atención especial a este tipo de asuntos.

¿Cómo podemos hacer esto? Si somos usuarios habituales de redes sociales, no tendremos problema pues es probable que pasemos una considerable cantidad de tiempo conectados. Por otro lado, podemos usar un gestor de cuentas de Twitter y Facebook -como por ejemplo TweetDeck o HootSuite- que nos permita configurar una columna especial para recibir notificaciones cada vez que alguien nos menciona. Lo hacemos probablemente todos los días, pero ahora podemos hacerlo poniendo énfasis en que sea algo que no dañe nuestra reputación online.

No reveles información personal públicamente

El siguiente de nuestros consejos para proteger nuestra reputación online está relacionado con la información personal. Hoy en día, en redes como Facebook o LinkedIn, nuestra fecha de nacimiento es fácil de encontrar. Pero es increíble la cantidad de personas que, por ejemplo, deja números de teléfono, correos electrónicos, y más, de forma pública. Tengamos cuidado con estas cosas, dado que no solamente pueden ser dañinas para nuestra reputación sino que además nos podrían transformar en el blanco de un ataque de ingeniería social.

Por otra parte, es recomendable que solamente demos la información básica para nuestros perfiles de redes sociales. No es por pecar de paranoia, sino, por el contrario, para que nosotros tengamos un control mucho más cuidadoso de la información que circula sobre nosotros en internet. Si alguien desea tener nuestros datos de contacto, entonces se los podemos facilitar voluntariamente. Además, es una buena forma de saber si alguien está publicando información incorrecta sobre nosotros en la red.

Revisa las imágenes que se publican en redes sociales

Ya lo conocemos en extremada familiaridad. Vamos a una salida, a un bar, a una reunión familiar, y a las horas estamos etiquetados en fotos públicas que todos pueden ver. Esto se puede solucionar fácilmente, pero no podemos estar encima de ello todos los días. Por eso, uno de nuestros consejos para proteger nuestra reputación online es revisar las imágenes en las que estamos etiquetados una vez cada semana o dos semanas, para poder borrar la etiqueta de las imágenes en las que no queremos aparecer o en las que no queremos ser vistos por el resto de las personas. Esto es, si no queremos hacer una modificación en la configuración de nuestro perfil. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Configura la privacidad de tu presencia online

Dejadas a su libre voluntad, las redes sociales realmente no tienen miramientos a la hora de publicar datos privados o hacer públicas imágenes que queremos que sean privadas. también pueden dar acceso a nuestro perfil a personas que no queremos que lo tengan. Por ende, una de las cosas más básicas a la hora de proteger nuestra reputación online es mantener un control estricto de privacidad sobre nuestra cuenta y sobre los contenidos que publicamos.

Esto es especialmente sencillo en Facebook, donde tenemos un sector dedicado a la privacidad. En LinkedIn, también podemos hacer nuestros ajustes. Con redes como Twitter y Pinterest, el asunto es un poco más complicado puesto que tenemos la posibilidad de hacer nuestra cuenta pública, o nuestra cuenta privada. En este sentido, requerirá un análisis un poco más profundo, y decidir en todo caso si queremos bloquear la cuenta por completo, o queremos mantenerla pública pero teniendo mucho cuidado con el contenido que publicamos.

Fuente: bitelia.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.