Millonario fue cambiado al nacer y vivió como pobre

0

hombre depresivo

 

Un hecho sorprendente fue el que tuvo lugar en Japón luego que un hombre viviera toda su vida en la más absoluta pobreza mientras otro lograba diferentes laureles universitarios y ahora triunfa como exitoso jefe de una empresa de bienes raíces.

¿Dónde radico el problema? A simple vista pareciera ser un hecho usual en la sociedad, sin embargo, tales hombres fueron cambiados al nacer, alterando los destinos de ambos.

La historia quedó al descubierto cuando los hermanos del hombre pobre llegaron a la conclusión de que el parecido familiar era nulo y procedieron a realizar un examen de ADN. Este confirmó la inexistencia de lazo sanguíneo.

En conjunto con el registro del hospital Sab-Ikukai en Sumida Ward, Tokio, fueron investigando el tema. ¿Qué había pasado? Los hombres nacieron con una diferencia de 13 minutos y tras bañarlos, los entregaron cambiados a sus madres.

El “afortunado” logró terminar sus estudios en una escuela nocturna mientras trabajaba en una fábrica. Luego ejerció como chofer de una empresa de transportes; sufrió a los dos años la pérdida de quien creía era su padre y fue criado por su madre.

¿Qué pasará ahora? El Tribunal de Distrito de Tokio ordenó que el hospital le pague 38 millones de yenes (más de 300.000 dólares) a este hombre por los daños y perjuicios que le creó en su vida.

“Los vínculos entre el hombre y sus verdaderos padres fueron cortadas y el hombre se vio obligado a crecer en un hogar pobre, la angustia mental que atravesó fue enorme. Había grandes diferencias entre los dos entornos familiares y el demandante sufrió una pérdida razonable como resultado”, dijo el juez Masatoshi Miyasaka en su fallo.

“Yo podría haber tenido una vida diferente”, se lamentó el hombre, que dijo que lo que más le duele es que no pudo conocer a sus padres biológicos, que ya fallecieron.

“Durante meses, no pude contener las lágrimas cada vez que veía sus fotos”, reveló.


Fuentehttp://www.24horas.cl

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.