Johnny Ventura, Elaín Morales y Tony Ávila desataron pasiones en la ciudad de La Habana

0
Foto: Marianela Dufflar.
Foto: Marianela Dufflar.

Interpretaciones de altura por parte de Johnny Ventura, Tony Ávila y Elaín Morales y grandes emociones y que sobrepasaron las expectativas del público ávido de mostrar su cariño y admiración, al dominicano y sus invitados. 

Esa es la caracterización de la primera noche de concierto de las dos programadas en el teatro Karl Marx para disfrutar de las primeras actuaciones en la capital del Hijo del pueblo dominicano, epíteto por el cual también es conocido el cantante en el ámbito internacional.

El inicio del espectáculo estuvo a cargo de Elaín Morales, quien le profesa no solo respeto sino un gran cariño a Ventura, fruto de una amistad de varios años.

El joven intérprete se dejó llevar por sus sentimientos y en unión de su orquesta, marcó su estilo asumiendo temas como Mi regalo, Canción enamorada y Aire de su más reciente producción discográfica, el público que le agradeció su actuación.

Luego de su espacio, Elaín presentó al cantante dominicano y a los primeros acordes de la Orquesta siguió la presencia en el escenario de Janny, hijo del Rey del Merengue, y la fiesta tuvo tres horas de duración.

En el espectáculo no faltaron canciones antológicas de su repertorio como Matilda, La Almohada, La Rubia, Filete, La Agarradera. También incluyó otras más recientes que conforman su discografía, la cual alcanza más de cien fonogramas, informó Cuba Debate.

Sones, merengues, bachatas, boleros, risas, llantos, y sobre todo la entrega de un hombre que es historia en el ámbito internacional y que representa la música de nuestra América, fusionaron la música de Cuba y República Dominicana en un espacio donde público y artistas se entregaron para hacer de esta presentación un hecho musical trascendental. Johnny aseveró haber entregado su alma y corazón a todos los cubanos.

Momento especial del concierto, resultó cuando Ventura presentó a Tony Ávila, con quien realiza un proyecto discográfico producido musicalmente por Edesio Alejandro.

Ambos intérpretes se fundieron en un abrazo y Ávila mantuvo la magia provocada por el arte de los sonidos y sus creaciones, dejando que los temas Timbiriche, Tiene que haber de to`, Alucinando y el popular La Choza de Chacho y Chicha lograran alcanzar momentos de gran entusiasmo y disfrute en los presentes.

En este memorable concierto el abogado y comerciante dominicano que devino en cantante y compositor, recibió de manos de Pacho Amat, Premio Nacional de la Música, el Premio EGREM, máxima condecoración que concede esta institución de la cultura cubana.

Luego de tanta energía positiva, el concierto concluyó con el tema más solicitado y popular de Johnny, “Patacón Pisao”, al que se unieron todos los músicos y participantes y que el público no dejó de corear.

Hoy sábado volverán a ese escenario Johnny Ventura, Elaín Morales y Tony Ávila para festejar este encuentro histórico, y otra vez, el público volverá a conmoverse ante el amor y la buena música.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.