Esta tendencia que divierte a gente de todas las edades en el mundo, consiste en posar boca abajo, duros como una tabla en lugares atípicos o peligrosos y subir las fotos a internet. Surgió hace siete años en Australia, pero vuelve a ser noticia tras la muerte de un joven que la practicaba.



Siga leyendo aquí

Entérate más:  Gobierno dice subsidios a los combustibles han controlado la inflación en RD