Cuidado si al leer esta noticia usted no explota de la rabia y la impotencia


Muere paciente en pasillo del Morgan

Familiares de una señora de 37 años de edad, quien llegó con un derrame cerebral al hospital Luis Eduardo Aybar (Morgan), acusaron de negligentes a los médicos de Emergencias por no atender a tiempo a su pariente, situación que provocó que su ojo izquierdo explotara, presentando un cuadro clínico que le causó la muerte.

La víctima, que respondía al nombre de Josefa Mota Reyes, madre soltera, con cinco niños, residente en el barrio Monte Adentro de Boca Chica, entró a las 8 de la mañana a la Sala de Emergencias del centro de salud con los síntomas de un derrame cerebral; pero, las atenciones de los galenos fueron “a cuenta gotas”, ya que alrededor de la 2:00 de la tarde sólo le habían tomado la presión arterial y realizado una tomografía.

Pasadas las 3:58 PM., los galenos informaron a los familiares que debían llamar una ambulancia para trasladarla a otro centro, porque el Morgan no cuenta con servicios de Neurocirugía. En el pasillo de Emergencia, tirada en una camilla, Mota Reyes soportó los dolores más terribles de su vida, los cuales ocasionaron que su ojo estallara.

Los familiares explicaron que en Emergencias había un sólo médico atendiendo a la cantidad de pacientes que esperaban allí, lo que demoró aún más las atenciones especiales que ameritaba Mota Reyes, dada su delicada condición médica.

“Yo le dije: ¡doctor, eso no es normal!, ella no respira y vota espuma por la boca, ¡ayúdenos por favor! Ahí fue cuando le explotó el ojo y murió. En ese momento aparecieron muchísimos doctores, nos sacaron afuera y llamaron a la seguridad del hospital”, relató María Mota, hermana de la occisa.

Asimismo, María Mota, con voz entrecortada y lágrimas corriendo por sus mejillas, dijo con impotencia que no entendía por qué si llegaron temprano y los médicos sabían que el hospital no tenía sala de Neurocirugía, esperaron tan tarde para sugerir el traslado.

Cuando el equipo de DominicanosHoy.com arribó al hospital para realizar un trabajo de investigación, se encontró con un grupo de personas llorando por la muerte de Mota Reyes y pudo ver que, en un guante médico, sostenían el ojo de su pariente: algo escalofriante, pero real.

En el pasillo de Emergencias tuvo lugar el encuentro con el director del hospital, José del Carmen Caraballo, quien de inmediato reunió a los profesionales de la salud, encargados de ese departamento, y conversó con los familiares en pres
encia de los reporteros de este Multimedios, para convencerlos de que no hubo tal negligencia.

Sin embargo, amonestó a los galenos responsables del turno en el que murió Mota Reyes, para que aprendieran a dialogar con los familiares y explicar los procedimientos que les realizan a los pacientes, a fin de que exista comprensión sobre la manera en que son atendidos.

También les recordó que en una demanda por negligencia, él defendería a los pacientes, por lo que les sugirió tener mucho cuidado a la hora de manejar un caso tan delicado.

Asimismo, el director lamentó la muerte de una persona tan joven y aclaró, además, que el cuadro clínico presentado por Mota Reyes es causa de un 90% de muertes en el mundo.

Finalmente, el diagnóstico recibido por los familiares de la fenecida Josefa Mota Reyes, fue que había muerto por “un trauma cráneo facial con exposición de globo ocular con hemorragias”.

Diagnóstico y realidad. ¿Hubo, o no negligencia médica? ¿Podrán esclarecerse los hechos? Mientras, cinco niños lloran la muerte de su madre junto a familiares y amigos.

Reportaje de la periodista Anny Duarte para Dominicanoshoy.com/