En el municipio de Esperanza una cámara capta agentes policiales golpeando a uno de varios detenidos en un colmadón.

Siguen los abusos, con o sin razón para apresar a una persona no es necesario darle golpes, los policía dominicanos no abandonan esta práctica, aunque pasen 100 años siguen con el mismo esquema.

El material es cortesía de Endominicana.net