PARÍS. Los jóvenes portadores de ‘piercings’ y/o de tatuajes consumen más alcohol, según un estudio francés realizado por un especialista del comportamiento.

Varios estudios muestran que los individuos tatuados o con ‘piercings’ tienen más posibilidades de tener comportamientos de mayor riesgo –peleas, sexo no protegido– que los demás.



Estos estudios, basados en cuestionarios, también hallaron una relación entre tatuajes y ‘piercings’ y el consumo de alcohol.

La originalidad del estudio dirigido por el profesor Nicolas Guéguen, de la Universidad de Bretagne-Sud, y que aparecerá en la revista especializada «Alcoholism: Clinical and Experimental Research», radica en que midió la tasa de alcohol de los participantes, y refleja por tanto el consumo efectivo de alcohol.



La investigación fue realizada durante cuatro sábados por la noche, a la salida de 21 bares de cuatro ciudades de la región francesa de Bretaña (noroeste).

«Hemos hallado que las personas con ‘piercings’ o tatuadas consumieron más alcohol en esos bares que los clientes que no tenían ‘piercings’ ni estaban tatuados», indicó Nicolas Guéguen, citado en un comunicado.

Entérate más:  Policía haitiana: “legión de dominicanos” forma parte de bandas haitianas

«Es la primera vez que encontramos una relación entre tatuajes, ‘piercings’ y consumo de alcohol en Francia», afirmó Nicolas Guéguen.

Myrna Armstrong (del centro científico y sanitario de la Universidad tecnológica de Texas), que también estudió el vínculo entre comportamientos de riesgo y tatuajes y ‘piercings’, advirtió sin embargo contra los estereotipos y la tendencia que consiste en catalogar «sistemáticamente» a un individuo tatuado o con ‘piercing’ como «una persona de riesgo».

AFP