Una manzana podría ser la clave para tener el cuerpo que deseas, incluso si llevas una dieta rica en calorías: un compuesto encontrado en la cáscara de esta fruta ayudaría a evitar el aumento de peso, al mismo tiempo que propiciaría la quema de grasa corporal.



Una sustancia contenida en la cáscara de la manzana ayudaría a fortalecer los músculos y evitaría el aumento de peso aún si se lleva una dieta rica en grasa, según lo hallado en un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Iowa.

«Este compuesto, conocido como ácido ursólico, estimularía el crecimiento muscular y la producción de grasa marrón, lo que ayudaría al cuerpo a quemar más calorías», explica el Dr. Christopher Adams, uno de los autores del estudio publicado en Holadoctor.com



Entérate más:  Más de 400 personas fueron beneficiados con Jornada preventiva contra cáncer