Feminicidios, indiferencia y complicidad (Opinión)


Por: Blanca Valeyron Barrera

Santo Domingo. La ola de violencia a que están expuestas las mujeres por sus compañeros abusivos, se debe principalmente a que las mujeres estamos conquistando muchas metas sociales y eso es algo que el hombre de formación machista no gusta. Esta pandemia de violencia es un mensaje clarísimo de que hemos alcanzado el mismo nivel social, educativo, y económico que el hombre, y esto cuestiona la cultura de poder tradicional en el hogar, pues libera a la mujer de los lazos de dependencia que muchos hombres aun no toleran.

Organizaciones y civiles individuales consideramos que ya basta ya que los Feminicidios en vez de bajar, la cifra se ha incrementado; los ciudadanos consideramos una inacción de las autoridades ; consideramos que las autoridades han sido muy negligente y omisos cuando se trata de atender este tipo de casos; consideramos que el estado es el encargado de dar la alerta de género, pero parece negarse para no partidizar el problema, mientras tanto las mujeres siguen siendo asesinadas al por mayor y al detalle como dicen por ahí, sin contar con las desapariciones entre comillas.

Las mujeres demandamos que este tipo de delito sea penado al máximo por las autoridades correspondientes. Demandamos que sean considerados como crímenes de lesa humanidad, que no prescriban y que sean susceptibles de persecución nacional y hasta mundial. Exigimos una alerta de género nacional; necesitamos que el estado haga caso ante este sombrío panorama.

Creemos que es necesario definir la tipología de asesinatos; reclamamos identificar los conceptos; los cuales no existen ya que el estado tolera la impunidad y no la sanciona con manos dura, para de esta forma garantizar que no se sigan cometiendo este tipo de delito, pues el mayor problema consiste en que a las victimas nunca les creen sus testimonios, considerándolas mentirosas o culpables de sus desgracias; provocando entonces que sean agredidas nuevamente por parte de la justicia a través de la impunidad de sus agresores. este tipo de violencia institucional comprende acciones, practicas e omisiones de los servidores públicos del estado, los cuales se encargan de dilatar, obstaculizar e impedir que las mujeres accedan a los medios para el ejercicio de sus derechos, los cuales deben de encargarse de prevenir, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia contra la mujer.

Pedimos fortalecimiento especiales para las fiscalías para este tipo de casos, que dispongan de los recursos necesarios: presupuestales, materiales y humano ,de esta forma conjugaremos esfuerzos periciales, ministeriales etc. exigimos las investigaciones de casos, denuncias, que sean investigado de un modo especial los fallecimientos y suicidios de las víctimas de violencia de género pues es alarmante la situación de inseguridad en la que viven las mujeres hoy día, ya que existen hechos muy violentos por todas partes.

Los medios de comunicación y organizaciones civiles dan voz de alerta constantemente a diario. La violencia de género ha estado presente en forma muy diversa a lo largo de la vida de cualquier mujer, antes de cometer el homicidio, y lo grande de esto es que después de perpetrado el hecho reciben otro tipo de violencia familiares y conocidos de las victimas pues entonces tienen que conformarse con la impunidad de estos individuos.

En conclusión las mayorías de estos Feminicidios se articulan con condiciones sociales y económicas de extrema marginación y exclusión social, jurídica y política. Estos crímenes son el producto de una organización social basada en la dominación del hombre sobre la mujer; su característica es su forma de opresión hacia la mujer, con sus constantes mecanismos de: desvalorización, exclusión, discriminación y explotación a las cuales son sometidas por el solo hecho de ser mujer.

Consideramos que no es tarea fácil deslegitimar socialmente el derecho que han tomado los hombres para ejercer violencia contra la mujer, pero se lograra con un estado de esfuerzo mutuo y en equipo, pues ya sabemos sus causas fundamentales; pervive en el tiempo, siendo este el resultado que estamos viviendo, ya que vivimos en un sistema de opresión y discriminación e instalado por un sistema patriarcal.

A eso se debe fundamentalmente el incremento de la violencia contra la mujer o violencia de género, claro está conjuntamente con la debilidad del estado antes estos crímenes.

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder