TRAYECTORIA EN VIVO DEL HURACÁN MARIA

Temístocles Montás dice Reforma Fiscal es una necesidad y un mandato consignado en una ley


El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, sostuvo que la reforma fiscal es una necesidad porque la sociedad está demandando mayor inversión en Educación, Salud y Seguridad Ciudadana y por tanto no se pueden reducir los gastos de los ministerios de Educación, Salud, Fuerzas Armadas y Policía Nacional. Asimismo, el funcionario manifestó que aun en el caso de que no se hubiese registrado un déficit consolidado del gobierno superior a los 187,000 millones de pesos, era una obligación hacer el ajuste impositivo porque el país tiene una ley de Estrategia Nacional de Desarrollo que ordena llevar la presión tributaria de 13% del Producto Interno Bruto (PIB) en que está hoy, a 16% del PIB en el año 2015.

Montás dijo que no se puede perder de vista que desde que se aprobó la ley de Estrategia Nacional de Desarrollo se sustentó en la necesidad de hacer un pacto fiscal porque con los recursos que se generan no es posible poner en marcha un proceso de desarrollo en la República Dominicana.

“Esa ley de Estrategia Nacional de Desarrollo establece que a más tardar el 2015 la presión tributaria debe ser del orden del 16% del PIB. Eso está en la ley. Y hoy es de 13% del PIB. Esto venía sin la coyuntura (de déficit fiscal) porque es un mandato de la ley”, expresó Montás al ser entrevistado en el matutino “El Día”, por Telenoticias, canal 11, que dirige Huchi Lora.

Según una nota de la Unida de Comunicaciones del Ministerio de Economía, Montás señaló que entre diciembre de 2004 y diciembre de 2011 el 72% del crecimiento de la nómina del gobierno central fue en Educación y Salud, y el 98% fue de esas instituciones más las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

“El 85% de los recursos que el gobierno ha entregado al gasto público en sentido general se ha ido a esas cuatro instituciones”, apuntó Montás.

Dijo que en un contexto en que el gobierno va a entregar el 4% a la educación preuniversitaria, donde hay problemas de seguridad ciudadana, de salud, no es posible plantearse reducir la asignación de fondos a Educación, Salud, Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

“¿Cómo le reduzco el gasto a Salud, a Educación, a las Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional? No hay forma; son gastos inflexibles que no se pueden reducir”, argumentó el ministro, según reseña una nota informativa de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo.

No obstante, recordó que el gobierno del presidente Danilo Medina ya está cumpliendo con la ley que reduce a solo seis el número de viceministros y trabaja en disminuir el número de representantes diplomáticos y consulares en el exterior.

“Hay que racionalizar el gasto público para poner el ejemplo”, aseguró Montás, quien agregó que como resultado del debate generado por la publicación del proyecto de reforma fiscal, hay una corriente de opinión favorable a que se reduzcan los privilegios que tienen los legisladores, como son las exoneraciones y la eliminación del barrilito.

Montás reiteró que el gobierno vería muy bien que la Cámara de Diputados rechazara la observación que hizo el presidente Leonel Fernández a la ley de regulación salarial para que entre en vigencia, y haya un sistema salarial en el gobierno que tenga mayor racionalidad en proporción con la situación del país.

Al contestar preguntas de los panelistas, el ministro aclaró que la existencia de déficits fiscales no significa que haya serios problemas en la economía, pero sostuvo que lo que no es aconsejable es mantenerlos en el tiempo porque habría que financiarlos.

“Lo que estamos diciendo en la República Dominicana es que si bien hasta ahora los déficits fiscales que hemos tenido no han generado una crisis, si esos déficits se sostienen en el tiempo van a generar un problema, van a generar una crisis. Porque lo primero es que los déficits hay que financiarlos, hay que endeudarse y eso contribuye a incrementar el nivel de la deuda de un país”, expresó Montás.

Expuso que cuando el nivel de la deuda llega a un determinado punto debe alertar que si se sigue endeudando el país pierde la estabilidad macroeconómica, pone en peligro el crecimiento de la economía, dificultades con la inflación, tasa de cambio, tasa de interés, “cosas que no se están viendo ahora porque paradójicamente estamos en un contexto donde tenemos tasa de interés baja, tenemos tasa de inflación baja y además un relativo crecimiento más o menos bueno”.

“Lo importante”, afirmó Montás, “es que se entienda que el déficit fiscal no se puede mantener en el tiempo y por eso es que estamos planteando la reforma”, lo que a su vez ha provocado una reacción positiva en los mercados internacionales.

Razones del déficit fiscal

Ante la pregunta de por qué el gobierno incurrió en un déficit fiscal para este año superior a los 140,000 millones, Montás detalló que se combinaron varios factores como una baja en las recaudaciones, mayor subsidio al sector eléctrico y un incremento en la inversión pública-

“Este año se cayeron los ingresos en 27,000 millones, agrégaselo a los 22,000 millones que estaban contemplados en el presupuesto como déficit. Se asumieron niveles de ingreso para este año, en función de la dinámica de la economía, que no se han correspondido como originalmente pensamos, y por esa razón se han caído los ingresos en 27,000 millones”, indicó el ministro.

Dijo que si solo por esos dos conceptos el déficit sube a 49,000 millones, cuando se suman los más de 40,000 millones de pesos que fue necesario entregar al sector eléctrico, al que solo se le asignaron 10,500 millones en el presupuesto de este año, el déficit se monta en 89,000 millones de pesos que al unírseles los más de 50,000 millones de pesos en inversión pública, explica el déficit que ha informado el gobierno.

Recordó que hay un mecanismo presupuestario que le permite al gobierno, a mediados de año, “someter los ajustes necesarios para poder terminar las obras. Y eso fue lo que ocurrió”.

Afirmó que en el gobierno se entendía que había que terminar obras como la carretera del Coral, pero eso fue excepcional y no se va a hacer todos los años, por eso se habla de bajar la inversión pública para 2013.

Al responder una pregunta de por qué el gobierno se metió en gastos muy superiores a sus ingresos, Montás explicó que “los ingresos se planifican sobre la base de la dinámica de la economía. Si la economía va a crecer 4% y la inflación se proyecta en 7%, lo que nosotros en economía denominamos el PIB nominal es la suma del crecimiento de la economía y el crecimiento de la inflación”.

Detalló que “si crecemos 4% y la inflación 7%, los ingresos deberían crecer en alrededor de 11%. Si resulta que la inflación se te mete en 5% y el crecimiento en 3%, entonces el crecimiento de los ingresos no va a ser de 11%, va a ser de 8%. Ahí automáticamente se produce una reducción de los ingresos”, apuntó.

“Parte del problema que hemos tenido este año es eso: el crecimiento de la economía no va a ser el crecimiento que asumimos y la inflación con toda seguridad va a estar por debajo de la inflación proyectada. Eso implica 27,000 millones de pesos menos de ingresos, que es más del 1% del PIB”, manifestó Montás.

Dijo que entre la caída del ingreso (27,000 millones) y los subsidios al sector eléctrico (40,000 millones) significan casi el 3% del PIB y si a eso se le agrega el exceso que hubo en la inversión pública.

Por otra parte, Montás descartó que el gasto público sea excesivo en República Dominicana o que haya irracionalidad en el gasto.

El ministro admitió que no era justo que el país tuviera tantos viceministros y tanta gente en el cuerpo diplomático. “Esas son irracionalidades, una mala señal, ahora eso significa que en República Dominicana el gasto público es 15% del PIB, pero el de Argentina es 36%, el de Brasil es 38%, el de Bolivia es 36%, el de Ecuador es 40%, el de Venezuela es 38%, el de Costa Rica es 25%, el de Chile es 25%, entonces tu dices pero aquí hay un problema serio con el gasto público en República Dominicana”, puntualizó.

Aclaró que “el gasto público crece en República Dominicana por lo que se invierte en Salud y Educación”.

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder