Seis dominicanos entre ellos dos sicarios, tenían una bodega en El Bronx como punto de drogas


NUEVA YORK._ Seis dominicanos, entre ellos, dos supuestos sicarios fueron arrestados y acusados de mantener un punto millonario de narcotráfico en la bodega “Joaquín Grocery & Deli”, situada en el 598 de la avenida Morris en El Bronx. Los investigadores identificaron a los sospechosos como los hermanos Carlos Paniagua, José Osvaldo Paniagua Junior, el padre de ambos, José Osvaldo Paniagua, Joan Torres y José Reyes.

1CC6AEBC-930F-4746-959A-0C9942326BC9.jpg__600__450__CROPz0x600y450Los Paniagua, fueron acusados en la Corte Criminal de Manhattan, ayer miércoles por múltiples cargos de narcotráfico, mientras Torres y Reyes, fueron sindicados como dos presuntos sicarios.

Otro sospechoso, José Rafael Paniagua, es acusado en el mismo expediente, pero está prófugo y es activamente buscado por agentes federales.

Los fiscales dijeron que los dominicanos, se dedicaban a vender analgésicos y medicamentos recetados, para afectados por el VIH / SIDA y cuyos pacientes son beneficiarios del Medicaid (programa estatal de seguro de salud).

Los arrestos fueron hechos por agentes del FBI la policía de Nueva York, la Unidad Anti Narcóticos de la Fiscalía y la Unidad Contra Delitos Violentos y el Crimen Organizado del FBI.

Los medicamentos, los Paniagua y sus cómplices, los vendían en la parte trasera de la bodega, que compraban a los pacientes beneficiados por el Medicaid. Entre las pastillas, hay Oxycontin, Percocet, algunas para combatir el VIH/SIDA y otras, según dijeron los fiscales.

Esas transacciones estaban a cargo del señor Paniagua.

Los hermanos Paniagua, se encargaban los hermanos Paniagua y el padre ayudaba a supervisar las transacciones de narcotráfico, dentro de la bodega.

Torres y Reyes, laboraban para la familia Paniagua, como “guardias” armados de seguridad frente y en los alrededores del establecimiento, además de fungir como vigilantes.

La fiscalía dijo que los tiroteos eran comunes en los alrededores de la bodega y hasta un bloque al Norte, entre las calles 150 y 151 Este.  El negocio está cerca del hospital Lincoln.

Torres y Reyes, protegían las transacciones y las ganancias ilícitas, añade el expediente. Un ex rival de los Paniagua, fue baleado dos veces, incluyendo un balazo en la cabeza, cuando fue descubierto interceptando y desviando los clientes de los Paniagua, hacia su propio negocio de drogas.

Los acusados, usaron líquido de encendedores para eliminar las etiquetas de los frascos de los medicamentos de VIH/SIDA, al parecer, para revenderlas, acumulando una gran cantidad de Oxycotin, que vendían en las calles.

Además de la bodega, las autoridades allanaron un apartamento ubicado en el edificio 532 de la avenida Tinton, en El Bronx, que los acusados utilizaban como escondite.

Alrededor de mil botellas de medicamentos, cientos de pastillas sueltas, un machete, bolas de fluidos y de algodón y miles de dólares en efectivo, fueron confiscados en los allanamientos.

De ser declarados culpables, los acusados enfrentarían condenas de 25 años en la cárcel.

 Por Miguel Cruz Tejada par elnuevodiario.