Cinco niños muerieron quemados durante el fin de semana


Un niño de un año y 8 meses y otro de siete meses, ambos hermanos, murieron calcinados ayer al incendiarse su vivienda en el sector Pueblo Nuevo, en San Pedro de Macorís, mientras que en circunstancias similares falleció otro menor en el barrio Nazareno, Los Alcarrizos, informó este lunes la Policía.

Los hermanos son Xavier y Ariana Arlin Guzmán Ramírez, hijos de Aracelis Ramírez López, de 19 años, quien narró que previo al incendio dejó a sus hijos acostados y una vela encendida en la habitación y se dirigió al lugar donde trabaja, ubicado en las proximidades, en busca de un té.

Bomberos

Unos diez minutos después ocurrió el siniestro que dejó reducida a cenizas la vivienda, según las informaciones de la Policía, que investiga el caso junto al Ministerio Público.

Mientras que en Los Alcarrizos murió Luis Rafael Hidalgo de la Cruz, de un año y nueve meses, a causa de quemaduras en 100 por ciento de la superficie corporal que sufrió al incendiarse la vivienda en que residía.

El niño muerto era hijo de Gladys de la Cruz, de 24 años, quien narró que el siniestro habría sido originado por una vela que dejó encendida.

La Policía Nacional reportó ayer la muerte en similares circunstancias de los hermanos Rosainna Aime Báez Lima y Rodolfo Báez Lima, de 6 y 2 años, respectivamente, en San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez.

El reporte preliminar indica que el siniestro se produjo alrededor de las 21.30 del sábado en el citado sector, cuando la madre de ambos, Miguelina Altagracia Lima, de 27 años, visitaba a una vecina. EFE