Santo Domingo. El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), Victor Terrero, aseguró que el 50 por ciento de las personas que viven con VIH residen en Santo Domingo, Santiago, Puerto Plata, La Altagracia y La Romana.

Así lo reveló durante su intervención en la Feria de Salud Sexual y Reproductiva realizada en Santiago por el Ministerio de Salud para crear conciencia sobre la problemática de los jóvenes y adolescentes de la zona.



Puerto Plata

También puso de manifiesto que a nivel nacional el 20.6 por ciento de las adolescentes entre 15 y 19 años de edad del país ya ha estado embarazada, según la Encuesta Demográfica y de Salud (ENDESA 2013).



Por otro lado, reflejó que la incidencia de embarazos en adolescentes es mayor en jóvenes sin escolaridad y que el 16.3 por ciento de las adolescentes de Santiago ha estado embarazada alguna vez, mientras el 13.5 por ciento ya son madres.

Entérate más:  El Pachá se querella contra Cándido Simón


«El riesgo de una adolescente de quedar embarazada -sostuvo- es 6 veces superior en las mujeres de educación primaria respecto a las de educación superior, y de 4 veces superior cuando se relacionan las mujeres del quintil más pobre con las del quintil más rico».

Tras explicar que a nivel nacional el 20.6 por ciento de las adolescentes entre 15 y 19 años de edad del país ya ha estado embarazada, dijo que esta proporción «varía significativamente, según la zona de residencia, situación que llega hasta a más de un 50 por ciento en las adolescentes sin educación».

En cuanto al VIH, la prevalencia en la región II de salud, a la que pertenece Santiago, es de 1.1, superior al 0.8 por ciento a nivel nacional.

«Es determinante cerrar la brecha de los adolescentes y jóvenes que viven con VIH y desconocen su estatus serológico», advirtió el funcionario.

Terrero manifestó la necesidad de ampliar los esfuerzos para llevar, tanto en los servicios de salud como a nivel comunitario, consejería y prueba voluntaria de VIH, asegurando su acceso oportuno a los servicios de atención. EFE