Hay un chisme feo con la Iglesia Católica


El Arzobispo de Santo Domingo, cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, salió en defensa del sacerdote Manuel Ruiz, de quien dijo fue la primera persona que lo alertó sobre la conducta que tuvo en la República Dominicana el exnuncio Josef Wesolowski, fallecido en Roma mientras esperaba el juicio por las acusaciones de abuso sexual de menores de edad.

Cardenal

En un comunicado enviado a los medios, el Cardenal expresa: “El padre Manuel Ruiz fue la primera persona que me informó sobre algunas conductas del exnuncio reñidas con las normas de la Iglesia y con posibles implicaciones penales. Por lo complicado del caso, le di instrucciones precisas para que a la mayor brevedad posible, recabara las informaciones que me sirvieran como base para elaborar el informe que, en su momento, presenté personalmente al papa Francisco”.

López Rodríguez dice que ha tomado la decisión de informar sobre el particular como “un acto de justicia” ante declaraciones que periodistas han hecho sobre la participación del padre Ruiz en el caso. Por estas declaraciones, el Padre Ruiz sometió dichos periodistas por difamación. Los sometidos son Marino Zapete Corniel, Altagracia Salazar Bello, Franklin Guerrero Andrickson, Diana Lora Echavarría y Juan Tomas Dottin Reyes.

El comunicado

El texto del comunicado del Cardenal es el siguiente:

“A quien pueda interesar…..

A propósito de opiniones de algunos periodistas sobre la participación del Revdo, Padre Manuel Ruiz en el proceso seguido al fallecido Mons. Josef Wesolowski, ex-nuncio de la República Dominicana, he decidido, como un acto de justicia, informar sobre el particular.

El Padre Manuel Ruiz fue la primera persona que me informó sobre algunas conductas del ex-Nuncio reñidas con las normas de la iglesia y con posibles implicaciones penales. Por lo delicado del caso le di instrucciones precisas para que a la mayor brevedad posible recabara las informaciones que me sirvieran como base para elaborar el informe que en su momento presenté personalmente al Papa Francisco.

A mi regreso de Roma asigné al P. Ruiz la responsabilidad de reunirse con el Presidente de la República y el Procurador General para informarle del alcance de la decisión que el Santo Padre había tomado con el ex-Nuncio Apostólico y el proceso de investigación que se había iniciado en el Vaticano. En adición a esto, le encomendé la misión de poner en contacto a las autoridades dominicanas con la Santa Sede haciendo posible la mayor colaboración de ambas partes en la investigación citada.

En fecha 17 de septiembre 2013 envié a Roma al P. Manuel Ruíz para en mi nombre, ponerse al servicio de la Santa Sede en la investigación y gestionar la designación de uno o varios investigadores especiales de la Santa Sede que acompañarán a la justicia dominicana en la elaboración y formulación del expediente como lo solicitó el Lic. Francisco Domínguez Brito, en su comunicación al Papa Francisco el 16 de septiembre 2013.

La verdad siempre prevalece sobre la mentira y lo cierto es que ha sido muy útil la colaboración del Padre Ruiz en la investigación del ex-Nuncio y en otros procesos internos que la Santa Sede y un servidor le hemos encomendado.

De todo lo cual doy fe.

En Santo Domingo DN. a los 10 días del mes de noviembre 2015

Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez
Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo,
Primado de América”

El periodista Marino Zapete respondió de esta manera ante el comunicado

Fuente Almomento.net