Samaná. Murió este lunes el hombre que le dio a tomar veneno a sus cuatro hijos la semana pasada y luego tomó de la sustancia, presuntamente por motivos pasionales.

Bernardino Mejía de 44 años, falleció mientras era conducido a Samaná luego de ser dado de alta.



Indica el portal de Noticias Telemicro que Mejía permaneció ingresado junto a tres de sus cuatro hijos a quienes se presume les dio a tomar veneno, en un jugo de naranja, luego de discutir con la esposa.

El cadáver de Mejía es velado en la residencia de su madre, y lo sepultaran en el cementerio del sector Jaimito en ese municipio costero del país.



En tanto, los niños se encuentran fuera de peligro en recuperación en hospitales de San Francisco y Santo Domingo, donde los médicos dijeron esperar puedan rebasar los efectos del veneno.

Nota relacionada: Padre que dio veneno a su cuatro hijos en Las Terrenas pide disculpas

Entérate más:  Abogado Martínez Brito: “Legalmente el acoso no existe en República Dominicana"