Camboya prohíbe a empresa de EEUU exportar leche materna comprada a sus ciudadanas


Camboya prohibió este lunes temporalmente a una empresa estadounidense la exportación de leche materna comprada a ciudadanas camboyanas, semanas después del lanzamiento de este comercio.

En su página web, la empresa Ambrosia Labs, con sede en Utah, precisa que la leche conseguida en Camboya se congela antes de ser enviada a Estados Unidos, donde se vende por 20 dólares los 147 mililitros.

El departamento de aduanas de Camboya explicó este lunes que había bloqueado todas las exportaciones de la compañía, a la espera de una aprobación del Gobierno.

“Les hemos pedido que contactaran con el ministerio de Salud porque ese producto es fabricado por el cuerpo humano, así que es necesario obtener el permiso del ministerio de Salud, pero ellos todavía no lo tienen”, declaró a la AFP Kun Nhem, director general de aduanas.

Chea Sam, una madre de 30 años reclutada por la empresa estadounidense, contó su experiencia. “Sacaba mi leche seis días por semana lo cual me permitía ganar entre 30.000 y 40.000 rieles (entre 7 y 9,50 euros) al día según la cantidad de leche”.

Ambrosia Labs cerró la oficina que tenía abierta en Stung Meanchey, un barrio pobre de Phnom Penh donde vive Sam, según comprobó un periodista de la AFP.

“Soy pobre y la venta de mi leche materna me ayudaba mucho. Todas hemos llorado cuando la empresa nos informó que la actividad cesaba”, dijo Sam, que dio a luz hace unos meses.

La empresa recurría a jóvenes pobres que acababan de dar a luz, explicó otra madre.

“También querían reclutarme, pero no quería vender mi leche porque temía no poder alimentar correctamente a mi hijo”, contó otra mujer, que no quiso dar su nombre.

“Mi prima necesitaba dinero así que no le daba el pecho a su hija para poder vender su leche”, añade.

Camboya es uno de los países más pobres de Asia, con unos ingresos anuales medios de 1.160 dólares por persona.

Ambrosia Labs no quiso hacer ningún comentario sobre lo ocurrido a la AFP.