La increíble transformación que sufrió el famoso “niño fumador”


Hace 6 años, el video de un niño de dos años fumando 40 cigarrillos al día dio la vuelta al mundo. Para muchos se trató de algo realmente shockeante, pero a otros les resultó incluso gracioso.

Todo comenzó cuando el padre de este niño le pasó un cigarrillo de broma cuando él apenas tenía 18 meses de edad. ¿A eso le llaman broma? 1 año y medio después, el niño ya era un adicto a la nicotina.

Sumado a su problema con la nicotina, el niño indonesio comenzaba a presentar un evidente sobrepeso. A eso hay que agregarle que cada cierto tiempo sufría de fatiga y cansancio poco común para cualquier niño.

Al ver que sus padres no hacían mucho y que sus vecinos estaban más preocupados por grabar y subir sus videos que de ayudarlo, tuvo que ser la comunidad internacional la diera el primer paso a la recuperación de este niño. Lo primero que había que lograr era quitarle la custodia del niño a sus “bromistas” padres. Y luego pensar en un plan de rehabilitación.

Finalmente los padres lograron quedarse con Ardi con el compromiso de que lo llevarían a rehabilitación, la cual por cierto, resultó ser un total fracaso. Si bien es cierto que el niño pudo dejar el cigarrillo (a duras penas), encontró refugio en un nuevo vicio: la comida chatarra.

Por suerte, la comunidad internacional volvió a tomar cartas en el asunto y, con apoyo psicológico, actividad física regular y una dieta equilibrada, el pequeño Ardi pudo volver a ser un niño normal… como nunca antes pudo serlo.

Mira las fotos:

Fuente: http://www.infobae.com