El discurso del Papa Francisco a favor del total rechazo y condena a los casos de pedofilia dentro de la Iglesia Católica es uno de sus puntos fuertes del actual Sumo Pontífice. Sin embargo, hay un caso de abuso de sexual a menores de edad que podría ponerlo en el ojo de la tormenta: el caso del Padre Julio Grassi.

 

¿Quién es este sacerdote?

Julio Grassi es un cura argentino muy famoso en Argentina, que llegó a ser uno de los más queridos por la fundación que logró alzar: Felices los niños. Esta organización llegó a acoger a casi 6,300 niños de la calle, según cuenta el diario El País de España.

Sin embargo, en el año 2002, un programa periodístico reveló que Julio Grassi había abusado sexualmente de tres menores de edad. Estas víctimas de pedofilia, para no creerlo, provenían de su misma fundación.

De acuerdo con las declaraciones a El País de Juan Pablo Gallego, abogado de los tres niños abusados, Julio Grassi “tuvo 26 abogados defensores, los mejores del país, los más caros, algo nunca visto”.

No obstante, el 23 de marzo de este año, la Corte Suprema de Argentina confirmó su sentencia a 15 años de prisión por los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores.

¿Qué tiene que ver el Papa Francisco?

A pesar de este escándalo, Julio Grassi sigue siendo sacerdote. Tras 15 años de haberse destapado los crímenes, El Vaticano aún sigue en proceso de “examinar” el caso para convertirlo en laico. Así lo explica un comunicado de prensa de la Santa Sede:

“La Congregación para la Doctrina de la Fe está justo en estos días dando las indicaciones precisas y terminando de examinar la situación de cara a adoptar una resolución definitiva”, cita el diario español.

Además, la periodista que destapó este caso, Miriam Lewin, declaró que el Papa Francisco no ha tenido ningún gesto de apoyo a las víctimas y que están esperando un pronunciamiento al respecto:

“En noviembre de 2015, fui al Vaticano y hablé unos minutos con el Papa para pedirle que tenga un gesto con las víctimas. Me escuchó y pensé que lo haría, pero nunca les llamó. Su discurso contra la pedofilia es muy duro, pero debería reflejarse en hechos concretos en este caso”, afirmó.

Esta presunta indiferencia del Papa Francisco se refuerza con lo señalado por El País, que asegura que “Bergoglio encargó y pagó al jurista Mario Sancinetti un trabajo de 2.600 páginas, Estudios sobre el ‘caso Grassi’, en el que se concluía que el cura era inocente”.

¿Qué dice la iglesia de Argentina?

Por su parte, hay quienes defienden al Papa Francisco respecto a este tema. Una de las defensas de la máxima autoridad de El Vaticano es Juan Ignacio Fuentes, miembro del Consejo Superior de Educación Católica Argentina (Consudec).

Este experto en la lucha contra los abusos sexuales de niños fue entrevistado por el diario argentino La Nación. En diálogo con este medio, dijo que “la actuación de Bergoglio fue totalmente neutral: la iglesia jerárquica argentina dejó actuar a la Justicia en este tema”.

Además, refirió que cuando explotó este de Julio Grassi, el Papa Francisco era arzobispo de Buenos Aires, y no de Morón, es decir, la diócesis de Grassi.

Por último, Ignacio Fuentes precisó que el papa argetino “actuó bien” y con “transparencia”.

“Bergoglio actuó bien, con total transparencia, y también los obispos de la región de Buenos Aires, que en ningún momento se pronunciaron, ni en ningún momento ejercieron presión”, dijo para La Nación.

Fuente: Peru21.pe