Moscú, Rusia. Una fiesta celebrada en una casa al noroeste de Moscú terminó en tragedia después de que uno de los asistentes, que fue detenido, disparara contra los invitados y matara a nueve de ellos a raíz de una pelea, informaron investigadores rusos este domingo.

El sábado por la noche, el atacante mató, con una escopeta, a cinco hombres y cuatro mujeres en una velada en la que se consumió alcohol y que se tornó en una violenta disputa, en una casa de campo del pueblo de Redkino, a 110 km al noroeste de Moscú, según el comité de investigación.

“Durante la reunión, hubo un conflicto entre los invitados, el sospechoso se fue y luego regresó con su escopeta de caza”, precisaron los investigadores en un comunicado, agregando que el hombre había consumido “bebidas espirituosas”. “Hubo varios disparos y al menos nueve personas murieron”, según la misma fuente.

El presunto autor del ataque, un moscovita de 45 años, fue detenido por asesinato colectivo después de que los supervivientes lograran llamar a la policía.