Chester Bennington murió el jueves a los 41 años. El cantante de Linkin Park fue encontrado en su casa de Estados Unidos. Y las primeras versiones, confirmadas el día posterior a su fallecimiento, hablaban de un suicidio por ahorcamiento.


Ahora, un portavoz del Instituto Forense, afirmó que un empleado lo encontró «colgado con un cinturón» del techo de su habitación. El vocalista de la banda de rock alternativo vivía en Palos Verdes, al suroeste de Los Ángeles. También se comunicaron otros detalles, como que en la pieza en la que fue encontrado Bennington había una «botella semivacía de alcohol» y que no se halló ninguna nota en la que quien era líder de Linkin Park explicara su trágica decisión.

Aunque aún se debe realizar una autopsia y ver qué resultados arroja la investigación médica, ya trascendió que no se encontró ningún tipo de sustancia en el lugar de su muerte. Un dato no menor, ya que el músico había sufrido problemas con las drogas.



Entérate más:  Roberto Ángel Salcedo dice que nunca se identificó con el PLD

Bennington estaba casado y tenía 6 hijos, fruto de sus dos matrimonios con Samantha (1996-2005) y Talinda (2006-2017). Hybrid Theory, el disco debut de la banda que encabezaba fue furor en los 2000. El hit In The End, sumado a otras canciones como One Step Closer, Crawling, Papercut llevaron al grupo a ser un boom comercial.

El cantante era amigo íntimo de Chris Cornell, quien se suicidó en mayo. El destino quiso que el ex líder de Linkin Park mueriese el mismo día en el que su colega de Soundgarden hubiera cumplido 53 años. Cuando falleció su «hermano», tal como lo definía, le dedicó una extensa carta publicada a través de sus redes sociales.



Fuente: www.clarin.com