Chris Brown detalla agresión a Rihanna


El cantante estadounidense Chris Brown por fin habló abiertamente sobre el episodio del 2009 que marcó su vida por completo: la agresión a Rihanna, quien en ese entonces era su novia.

La confesión la hizo para su nuevo documental biográfico ‘Chris Brown: Welcome To My Life’.

Todo comenzó en la fiesta que dio el productor musical Clive Davis, en la noche de los Grammys. Chris asistió junto a la cantante de ‘Umbrella’ y todo iba de maravilla, comenta él, hasta que se acercó a su mesa una mujer con la que anteriormente había sostenido una relación.

La persona llega directo a la mesa y dice ‘¿cómo van?’, y yo ya sabía que eso era un lío. Miré a Rihanna y ella estaba llorando. Yo le decía como ‘no lo hagas, no lo hagas. Yo no sabía’. Ella lo supera, bebe un poco, yo bebo un poco, ambos estábamos algo ‘prendidos’ y nos fuimos”.

Fue en su carro donde todo se salió de control. La discusión se retomó y el rapero le dijo a su pareja que él no tenía la culpa de que su antigua pareja haya sido invitada a dicha fiesta y le ofreció que revise su celular como prueba de que nunca le había sido infiel.

Pero en ese momento llegó un mensaje de texto a su celular. Era la mujer que había ocasionado la pelea. Brown asegura que no pudo leer lo que decía el SMS pero de pronto ella tiró el teléfono y comenzó a gritarle “Te odio, te odio”.

Ella me está golpeando y le digo: ‘mira, te estoy diciendo la verdad, lo juro por Dios ¡Para!’. Después, ella me golpea un par de veces más y simplemente no puedo…”, dice el músico, y continúa: “Las cosas se calientan aún más entre los dos. Recuerdo que ella trata de patearme… y de repente yo le pegué de verdad. Con el puño cerrado. Le pegué un puñetazo en la cara y le partí el labio. Cuando lo vi me quedé en estado de shock, no podía creer que le hubiese hecho algo así. Entonces ella empezó a escupirme a la cara, escupía sangre, y eso me enfureció aún más. Estábamos teniendo una pelea de verdad en un coche, íbamos conduciendo.”

Brown confiesa, en el documental, que todavía quiere a la chica de Barbados, pero es realista: “No parábamos de pelearnos, nos pegábamos, ella me golpeaba y yo a ella… Nunca estuvimos bien. Llegado a un punto, incluso hablamos del tema para preguntarnos qué diablos nos estaba pasando”.

Asegura que actualmente se arrepiente del incidente. “Me sentí como un puto monstruo. Pensé en el suicidio y en todo eso. No comía, no dormía”, añade.

 

Fuente: Peru21.pe