El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene los niveles de alerta sobre once provincias del territorio nacional ante posibles inundaciones por posibles crecidas de ríos y cañadas en zonas rurales y urbanas provocadas por la circulación ciclónica hacia el oeste de la isla.

Para este sábado se espera un incremento en las lluvias en la zona sur del país debido a la tormenta tropical Harvey, cuya presencia en la zona del mar Caribe causará aguaceros con tronadas y viento en horas de la tarde y noche, según el último boletín de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET).

Indica el periódico Diario Libre que las provincias en alerta son Monte Plata, San Pedro de Macorís, La Altagracia y Hato Mayor, Samaná, La Romana, Duarte, Sánchez Ramírez y El Seibo.

“Se le recomienda a la población de abstenerse de bañarse al aire libre y de protegerse bajo techo, para evitar ser víctima de descargas eléctricas”, explica el boletín del COE.

El fenómeno también tendría incidencia sobre las regiones Este, Noreste, Sureste y la Cordillera Central de nuestro país.

Las lluvias asociadas a la tormenta tropical podrían afectar especialmente a las provincias de Barahona y Pedernales al paso del fenómeno atmosférico.

Harvey mantiene vientos sostenidos de 40 kilómetros por hora y probabilidades de desarrollarse y convertirse en ciclón tropical de 40 a 60 por ciento, en las próximas 48 horas, conforme a las evaluaciones del Centro Nacional de Huracanes unbicado en Miami, Florida.

Este organismo establece que la tormenta tropical estaría ubicándose frente a la costa sur de nuestro país alrededor de las 8: 00 de la noche de hoy.

El COE presentó ayer un balance de 176 viviendas afectadas y 885 personas desplazadas por la incidencia de los fenómenos atmosféricos que han afectado a varias de las provincias de nuestro país en los últimos días.

Asimismo y como consecuencia de la vaguada y de la onda tropical que afectó desde el jueves a la provincia Samaná, se mantienen incomunicadas las comunidades del El Valle, La Laguna, Arroyo Seco, Jaimito y Agua Sabrosa a causa del desbordamiento del río San Juan.

Fueron afectadas además Arroyo Seco, Zapatica, Pueblo Viejo, El Limón, Sisi y el río Las Pascualas, donde 36 viviendas fueron destruidas por deslizamientos de tierra.

La directora de la ONAMET, Gloria Ceballos, informó a través de su cuenta de Twitter que en Samaná hubo un total de 293.3 milímetros cúbicos de agua acumulados, el máximo en todo el país.