La tarde de este miércoles el gobernador del estado Florido, Estados Unidos, Rick Scott, se reunió con el vicepresidente Mike Pence y venezolanos residenciados en El Doral. VAD

Durante una reunión donde asistieron varios venezolanos en Miami y dirigente de la oposición venezolanos Scott calificó al presidente Nicolás Maduro de ser un “brutal dictador” y señaló que dependía de Estados Unidos y del mundo libre acompañar a Venezuela en su lucha por la libertad.

“La semana pasada impedimos que la Florida haga inversiones que beneficien a Maduro y su régimen, eso fue un paso decisivo en apoyo a la libertad”, indicó.

Scott trabaja con organismos legislativos de Florida para aplicar medidas adicionales. “Maduro y su banda de bandidos tienen que dar paso a la libertad”, aseveró Scott.

En ese sentido, habló de los presos políticos en Venezuela, “no basta con que líderes como Leopoldo López estén presos en sus casas (…) Él espera un hijo junto a sus esposa Lilian Tintori que merece nacer en un país libre”, informó venezuelaaldia.

Compartir