Un conductor de autobús palestino devolvió 10.000 dólares a un judío que se los había olvidado a bordo de su vehículo, indicaron este miércoles la policía y el chófer.

“La policía de Tel Aviv recibió 10.000 dólares olvidados por un pasajero ultraortodoxo de parte de un conductor de autobús árabe originario de Beit Hanina” en Jerusalén Este ocupada y anexionada, precisó una portavoz de la policía, Luba Samri.

El dinero pertenecía a un habitante de Bnei Brak, una localidad cercana a Tel Aviv donde la mayoría de la población es judía ultraortodoxa.

El chófer, Ramadan Jamjun, explicó a la AFP que el dinero se encontraba en un paquete que había caído de un bolso del pasajero.

“Lo avisé, pero no me oyó porque estaba hablando por teléfono. Luego informé a la compañía para la que trabajo y devolví el dinero”, contó. “Ese dinero no me tentó, era mi deber moral y religioso de devolver ese dinero, en nombre de Dios y de mi trabajo”, añadió el palestino de 35 años.