Cambios para potenciar tu vida sexual


Los cambios corporales que se producen a medida que pasan los años, también influyen en la vida sexual de las personas. Los hombres, por ejemplo, pueden enfrentar problemas de disfunción eréctil o una próstata agrandada; para las mujeres, en tanto, la pérdida de estrógenos después de la menopausia puede reducir la libido y la lubricación vaginal. Pero hay maneras de dinamizar tu vida sexual y aquí te contamos cómo.

Cambios en el estilo de vida

“En muchos casos, los cambios en el estilo de vida son todo lo que se necesita”, señala la doctora Jan Shifren, co-autora del reporte “La sexualidad en la mediana edad y más allá” de la Universidad de Harvard. Y esos cambios incluyen los siguientes seis pasos.

1. Dejar de fumar

Fumar contribuye a la enfermedad vascular en todo el organismo, lo que puede disminuir el flujo sanguíneo en el pene, el clítoris y los tejidos vaginales. Entonces, evitar el tabaco puede mejorar el flujo sanguíneo a los órganos sexuales. También, dejar de fumar puede retrasar la menopausia en algunos años.

2. Ejercitar

El ejercicio puede fortalecer el corazón y mejorar el flujo de sangre a los órganos sexuales. El objetivo es lograr semanalmente unos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada, como puede ser caminar a paso ligero.

3. Controlar el peso

“Cuando las personas se sienten bien con sus cuerpos, a menudo se sienten más cómodas con la intimidad”, dice la doctora Shifren. La pérdida de peso también puede ayudar a reducir la presión arterial y evitar la diabetes, lo que puede conducir a la disfunción eréctil.

4. Recrear la relación

“Las parejas que se divierten fuera del dormitorio se divierten más en el dormitorio”, destaca Shifren. Puedes probar algo novedoso y aventurero. “Trata de recordar lo divertido que era pasar tiempo juntos cuando se conocieron con tu pareja y así recrear algo de esa emoción”, aconseja la especialista.

5. Limitar el alcohol

La ingesta moderada de alcohol se limita a una bebida por día para las mujeres y a una o dos bebidas por día para los hombres. Más que eso puede afectar la capacidad de producir y mantener una erección, interrumpir el sueño y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, entre otras enfermedades. “Sin embargo, una bebida puede ayudar a la vida sexual de una mujer, si le ayuda a relajarse”, señala Shifren.

6.Buscar ayuda médica

Cuando los pasos anteriores no son suficientes para impulsar la vida sexual, es hora de considerar la intervención médica. Podría ser cuestión de tratar una condición subyacente u optar por un medicamento que no dañe la libido.

Fuente Holadoctor.com