En Santiago una financiera estafó ahorrantes con RD$150 millones


La Fiscalía del Distrito Judicial de Santiago fue apoderada de dos querellas en contra de la Corporación de Crédito La Americana S.A., y sus directivos, a los que se les acusa de estafa, abuso de confianza, asociación de malhechores, violación a la Ley Monetaria y Financiera, lavado de activos y violación a la Ley 479 sobre sociedades comerciales.

Esta corporación de crédito regulada operó por más de 30 años en la calle 30 de Marzo esquina Circunvalación, frente al arzobispado de Santiago. Era dirigida por el señor Augusto Castillo, a quien se le acusa de desaparecer unos RD$150 millones en captaciones del público.

Entre las modalidades que dieron al traste con el sometimiento judicial está el hecho de que cerca del 60% de los certificados financieros captados no eran reportados a la Superintendencia de Bancos, por lo que se evidencia que operaba con doble contabilidad.

Indica el periódico Dominicanoshoy.com que la entidad creaba estados financieros falsos y simulaba operaciones para mantener un encaje, al tiempo que pagaba altas tasas de interés a parte de recibir captaciones en dólares, la cual le está prohibida por la Ley Monetaria y Financiera.

La información la ha ofrecido mediante una nota, el abogado César Amadeo Peralta, representante legal de varios de los ahorrantes víctimas de las operaciones fraudulentas de esta corporación de crédito.

El jurisconsulto espera que las autoridades judiciales brinden la protección jurídica oportuna a estas víctimas, las cuales, como ha ocurrido en otros casos de estafas financieras, han perdido los ahorros de su vida.

Partes de los ahorrantes residen en los Estados Unidos y contaban con el pago de sus intereses para la compra de medicamentos y su manutención.

Según reveló Peralta, las personas que resulten culpables de la comisión de los delitos estipulados en las querellas presentadas, podrían enfrentar penas de hasta 20 años de prisión producto de la infracción de lavado de activos y enriquecimiento ilícito proveniente de infracciones graves, por lo que se espera que el caso llegue a los tribunales en poco tiempo.