El petróleo subió levemente este martes en Nueva York tras el anuncio de una reducción de la producción de la Opep en agosto y cuando se atenúa el impacto de los huracanes en Estados Unidos.

El barril de “light sweet crude” (WTI), subió 16 centavos a 48,23 dólares en los contratos a octubre negociados en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

“El WTI se estabiliza debajo de los 50 dólares”, estimó Gene McGillian de Tradition Energy.

“Algunas preocupaciones vinculadas a las consecuencias del cierre de refinerías (por el huracán Harvey) de la costa del Golfo de México se van diluyendo a medida que las instalaciones vuelven a la normalidad”, añadió.

Además el huracán Irma resultó menos devastador de lo que se esperaba en Estados Unidos y no debería perjudicar la demanda de combustible.

Esencialmente el mercado estuvo más atento al hecho de que la Opep anunció que su producción volvió a bajar el mes pasado.

Esa caída fue atribuida a una baja de la producción de Libia debido a que enfrentamientos armados impidieron la extracción de crudo en ese país.

Además de Libia, también bajó la producción en Arabia Saudí, Irak e Irán.

Compartir