Lo quemaron y se llevaron la cabeza…


Sabana Grande de Boyá. El cadáver de José Alberto Santana, quien había matado a dos de sus sobrinos y a la esposa de uno de estos, supuestamente en conflicto por una herencia, fue desenterrado por desconocidos, quienes lo quemaron y se llevaron la cabeza.

En la comunidad de Sabana Grande de Boyá, además del pesar por la tragedia, ahora hay tensión luego de la acción cometida contra el cadáver del homicida-suicida.

Indica CDN que la familia de José Alberto Santana no veló sus restos. Éste ultimó a sus sobrinos Juan Emmanuel Santana Minaya y María Angélica Santana Minaya, y a la esposa de su sobrino, María Nelly Olivo Severino, de 27 años, e intentó matar a su hermano, José Antonio Santana Fernández, a quien le propinó una herida de bala.

Los demás cadáveres fueron sepultados ayer martes.