Cóctel de anticuerpos bloquea el virus del Zika en primates


Un cóctel de tres anticuerpos ha demostrado que puede prevenir en primates la infección causada por el Zika y su experimentación puede pasar a una etapa siguiente de ensayos con humanos, anunciaron este miércoles científicos.

“Es una intervención prometedora para prevenir y tratar una infección por el virus del Zika durante el embarazo”, comentó David Watkins, profesor de la facultad de medicina Miller de la universidad de Miami.

“A nosotros nos gustaría desarrollar esta asociación de anticuerpos y someterlos a ensayos clínicos lo antes posible”, añadió.

El virus transmitido principalmente por los mosquitos se propagó a través de América Latina, el Caribe y el sur de Estados Unidos en 2015 y 2016, desencadenando una emergencia mundial por la relación que tiene con la malformación en los fetos, en particular la microcefalia.

La amenaza terminó sobre todo porque las personas no pueden estar infectadas más de una vez, pero los investigadores han realizado estudios para encontrar la primera vacuna contra el Zika.

Los científicos identificaron tres poderosos anticuerpos -SMZAb1, SMZAb2 y SMZAb5 – en el organismo de un paciente sudamericano.

“Hemos administrado un cóctel de esos tres anticuerpos a los primates no humanos un día antes de su contacto con el virus del Zika que había sido recuperado de una mujer encinta durante la epidemia de 2016 en Rio de Janeiro”, dijo Watkins.

Los investigadores no encontraron un nivel cuantificable del virus en la sangre de los cuatro animales tratados y no detectaron reacción en el sistema inmunológico, indicando que el virus había sido completamente bloqueado, según el trabajo publicado en Science Translational Medicine.

Cuatro monos que no recibieron esos anticuerpos antes de ser expuestos al virus del Zika estuvieron enfermos durante una semana.

“Dado que esos anticuerpos tienen perfiles excepcionales en la seguridad de los humanos y en la placenta, esta combinación podría ser desarrollada rápidamente para proteger a las mujeres embarazadas no infectadas y a sus fetos”, indicó Watkins.