Los actores del conflicto en Siria


La guerra de Siria comenzó en marzo de 2011 con la represión de manifestaciones prodemocracia pero desde entonces se volvió más compleja con la implicación de yihadistas y de potencias regionales e internacionales. Dejó más de 330.000 muertos y millones de desplazados y refugiados. 

Estos son los principales actores del conflicto:

– Régimen y aliados –

– El ejército sirio, que tenía 300.000 hombres en sus unidades combatientes en 2011, perdió la mitad de sus efectivos.

Tiene el apoyo de 150.000 a 200.000 milicianos prorrégimen. Por otra parte, entre 5.000 y 8.000 combatientes del Hezbolá libanés se baten junto a ellos, así como milicias provenientes Irán, Irak o Afganistán.

– Rusia, aliado de peso del régimen de Damasco, opera desde septiembre de 2015 en apoyo del gobierno. Su aviación permitió a las tropas gubernamentales recuperar varias zonas claves, como la ciudad de Alepo y la mayor parte del desierto sirio.

– Irán, principal aliado regional del presidente sirio Bashar al Asad, envió a miles de combatientes a Siria y también proporciona consejeros militares y ayuda económica. Disparó misiles desde su territorio contra posiciones yihadistas en el este sirio.

El ejército controla ahora un 50% del territorio, principalmente las principales ciudades -Damasco, Homs, Hama y Alepo-, que, según el geógrafo francés especializado en Siria Fabrice Balanche, suman cerca del 65% (11 millones) de los 17 millones de personas que viven en este territorio.

– Rebeldes –

Al principio del conflicto, los rebeldes se agruparon bajo el nombre de Ejército Sirio Libre (ASL). Este progresivamente fue dando paso a una miriada de facciones, que van de los rebeldes moderados a los grupos islamistas. Tras múltiples reveses, ya no tienen mucho peso.

– Ahrar al Sham: grupo de inspiración salafista, era uno de los más poderosos. Presente sobre todo en la provincia de Idlib, en 2015 intentó ser visto como moderado por los occidentales. Pero tras un golpe de fuerza de sus exaliados yihadistas de Tahrir al Sham, ya solo persisten en algunas bolsas en Idlib.

– Jaish al Islam: el más importante grupo rebelde en la región de Damasco.

Contando las zonas dominadas por la coalición Tahrir al Sham (compuesta esencialmente de la exrama siria de Al Qaida), los rebeldes controlan 12% del territorio donde viven 2,5 millones de habitantes, es decir 14,7% de la población según Balanche.

– Yihadistas –

– Las dos principales fuerzas yihadistas rivales son el grupo Estado Islámico (EI) y el grupo Fateh al Sham.

– El EI conquistó grandes extensiones del territorio sirio desde su irrupción en el conflicto en 2013 y proclamó un “califato” en 2014 en los territorios conquistados en Siria y en el vecino Irak.

Sometido a una campaña de bombardeos aéreos de la coalición internacional bajo mando estadounidense y a ofensivas en varios frentes –del régimen y de una alianza kurdo-árabe–, el EI solo controla ya un 15% del territorio sirio, frente a 33% a principios de año. Un millón de habitantes viven allí, es decir 5,9% de la población.

– Fateh Al Sham, conocido precedentemente como Frente Al Nusra, anunció su ruptura con Al Qaida en julio de 2016. Domina una coalición de grupos bautizada Tahrir al Sham. Compuesto principalmente por combatientes sirios, atrae a numerosos rebeldes debido a sus medios financieros y su mejor organización.

Expulsó a sus exaliados rebeldes de casi toda la provincia de Idlib.

– Kurdos –

Reprimidos durante décadas, los kurdos aprovecharon la retirada del ejército sirio de sus regiones para establecer una administración local en el norte del país. En 2016, establecieron una región “federal” en los territorios que controlan y organizaron sus primeras elecciones en septiembre.

Las Unidades de Protección Popular (YPG) son su principal milicia armada. Forman el núclero duro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) –compuestas también por combatientes árabes– apoyadas por la coalición internacional liderada por Washington.

Controlan 23% del territorio, donde vive 14,7% de la población, y las tres cuartas partes de la frontera sirio-turca.

– Turquía, Arabia Saudí, Catar –

Desde que comenzó la revuelta contra Bashar Al Asad, de la minoría religiosa alauita, Turquía, Arabia Saudí y Catar han apoyado la rebelión, mayoritariamente sunita.

Pero hoy Riad y Doha están marginadas y Ankara ha llegado a una alianza sin precedentes con Moscú.

En el ámbito militar, Turquía apoya a los rebeldes antiyihadistas y desplegó tropas en el norte de Siria.

– Coalición internacional-

Liderada por Estados Unidos, comprende en teoría más de 60 países y lleva a cabo ataques aéreos contra el EI.