Escándalo entre Marcos Yaroide y su familia por un dinerito….


Una guerra de intereses sacude la familia del pastor y cantante evangélico Marcos Yaroide, hijo menor del fenecido cantautor de música típica Guandulito, quienes afirman que el mencionado cantante de música cristiana es el encargado de gestionar los fondos económicos de sus autorías, pero tienen años sin ver dinero de las composiciones de su padre.

“Marcos Yaroide es el encargado de gestionar los fondos económicos de las canciones interpretadas por diferentes artistas, pero este señor no mantiene comunicación con nosotros desde hace años. Él dice que no tiene nada que hablar con ninguno de sus familiares, que no tiene que hacer ninguna reunión con nadie”, apuntó Leonardo Dionisio Rambalde, también hijo del cantante de música típica.

En medio de la entrevista, realizada este jueves por los integrantes del programa dParranda, que se transmite de lunes a viernes por Súper Q 100.9 FM, el heredero del cantante y compositor, aseguró que desde el año 1991 no reciben los remanentes económicos de las canciones escritas por el famoso intérprete.

Declaró que la Sociedad General de Autores, Compositores y Editores Dominicanos de Música (SGACEDOM) no retribuye desde hace más de 16 años los beneficios obtenidos con la monetización de los éxitos de Guandulito.

Rambalde explicó que él y los demás hijos de Guandulito quieren que el pastor evangélico le diga dónde está el dinero recaudado durante años por el cantante de música típica.

Versión de Marcos Yaroide

El pastor y cantante de música cristiana Marcos Yaroide, vía llamada telefónica salió en defensa de su honor y su imagen ante esa acusación. Agregando que ese caso está en manos de sus abogados.

“Te puedo decir que esa acusación ya está en manos de mis abogados, porque eso legalmente se llama difamación e injuria, yo no tengo los derechos de autoría de las canciones ni me estoy robando dinero de las letras, lo pueden confirmar llamando a Onda y Sgacedom”, exclamó Yaroide.

El intérprete de la canción “Todo se lo debo a él”, consideró que esos son problemas que siempre suceden en las familias, ya que cuando alguien se supera en un hogar los otros familiares no aceptan ese progreso.

En conclusión dijo “de mis hermanos yo me alejé porque la hermandad es contraria a la parte financiera. Tengo que salir en defensa de mi iglesia, mis 4 hijos y esposa. Lo recomendable es que ellos llamen a sus abogados, yo llamo a los míos y se resuelve la situación”.