Barrios a orillas del río Ozama tendrán cocina y un hospital


Otro proyecto tratará de menguar un poco la necesidad de las familias de El Dique, La Ciénaga y demás barrios de la ribera del Ozama que dependían en su mayoría, de recolectar plásticos para intercambiarlos por comida cada dos viernes.

Un restaurante flotante que comenzará a funcionar a partir de la próxima semana junto a la cocina móvil en el proyecto “Vida sobre el Ozama” inaugurada ayer por los Comedores Económicos, brindará gratis alimentos cocidos desde El Dique hasta el puente de La 17 (Francisco del Rosario Sánchez).

Según los moradores de El Dique que hacían fila para obtener el moro, ensalada y pollo que servían en la inauguración de la cocina móvil, alimentarse cada día a muchos se les hace difícil, sobre todo porque los empleos son escasos y la población es muy pobre.

De acuerdo con el padre Manuel Ruiz, ideólogo de la iniciativa, dijo que la cocina móvil era uno de los componentes que faltaban en “Vida sobre el Ozama” y que ahora esperan poder llevar alimentos a través de una embarcación a los residentes de La Ciénaga y otros barrios en la ribera del acuífero.

Aunque calificó como un éxito el intercambio de basura por comida, dijo que hacía falta poder ofrecer alimentos cocidos a bajo costo (diez pesos) a las más de 1,700 familias de El Dique en Santo Domingo Este.

Indica el periódico Listín Diario que hasta ahora hay más de 1,300 familias carnetizadas que intercambian tres fundas con basura reciclable por una de comida, con el apoyo del Banreservas desde hace cuatro años.

La cocina móvil, según el director de los Comedores Económicos, Nicolás Calderón, quedará permanente en el sector con la capacidad de preparar 10 mil raciones alimenticias.

Asimismo anunció junto al padre Ruiz que la ruta para llevar alimentos a las familias que viven a orillas del Ozama está lista, y que además la labor se realizará con el apoyo del Despacho de la Primera Dama.

La cocina móvil estará en funcionamiento al igual que las que actualmente operan en Sabana Perdida, La Victoria, Los Alcarrizos y próximamente se inaugurarán en Los Guandules, Simón Bolívar y Cristo Rey.

Hospital Flotante

Aunque en el proyecto “Vida sobre el Ozama” ofrecen operativos médicos, otras familias del otro lado del rio no cuentan con esas facilidades o tienen que cruzar el acuífero para ello.

Es por eso, que el padre Ruiz ha solicitado el Ministerio de Salud Pública que asigne médicos para la embarcación que funcionara como hospital flotante.

De acuerdo con Ruiz lo único que hace falta para que comience la operación son los médicos y que espera la pronta respuesta del ministerio.

Cambio de vida
En Vida sobre el Ozama, también funciona una escuela primaria de tanda extendida con unos 400 niños que cursan estudios hasta el tercero de básica, y en donde reciben alimentos diarios.

Además hay una botica popular, asistencia psicológica a las familias y cursos técnicos impartidos por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).

Los residentes afirman que el proyecto ha sido bueno para la comunidad y que están agradecidos por el apoyo, sobre todo por los beneficios a los más necesitados.

En cuanto al programa de intercambiar basura por comida, que busca limpiar el rio Ozama, pidieron que sea cada viernes, en vez de cada dos semanas.

Dora Encarnación, una de las residentes dijo que entre las cosas que afectan a la comunidad es que no todos tienen agua potable y que no hay fuentes de empleo, lo que hace que no tengan una buena calidad de vida.

Aunque en el proyecto “Vida sobre el Ozama” ofrecen operativos médicos, otras familias del otro lado del río no cuentan con esas facilidades o tienen que cruzar el acuífero para ello.

Es por eso que el padre Ruiz ha solicitado al Ministerio de Salud Pública que asigne médicos para la embarcación que funcionará como hospital flotante.

De acuerdo con Ruiz lo único que hace falta para que comience la operación son los médicos y que espera la pronta respuesta del ministerio.

Cambio de vida

En Vida sobre el Ozama, también funciona una escuela primaria de tanda extendida con unos 400 niños que cursan estudios hasta el tercero de básica, y en donde reciben alimentos diarios.

Además hay una botica popular, asistencia psicológica a las familias y cursos técnicos impartidos por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).

Los residentes afirman que el proyecto ha sido bueno para la comunidad y que están agradecidos por el apoyo, sobre todo por los beneficios a los más necesitados.

En cuanto al programa de intercambiar basura por comida, que busca limpiar el rio Ozama, pidieron que sea cada viernes, en vez de cada dos semanas.

Dora Encarnación, una de las residentes dijo que entre las cosas que afectan a la comunidad es que no todos tienen agua potable y que no hay fuentes de empleo, lo que hace que no tengan una buena calidad de vida.