Dodgers vencen a Astros 6×2 y empatan la Serie Mundial


HoustonEstados Unidos. Con excelente pitcheo abridor de Alex Wood, hit decisivo de Cody Bellinger y jonrón de tres en el noveno de Joc Pederson, los Dodgers de Los Angeles vencieron  anoche a los Astros de Houston 6×2, para empatar la Serie Mundial a dos triunfos por bando.

El Juego 5 se llevará a cabo este domingo en la misma sede del Minute Maid Park de Houston con un duelo entre los zurdos Clayton Kershaw (Dodgers) y Dallas Keuchel (Astros).

El quinto juego es importante, ya que las estadísticas dicen que en las últimas 44 Series cuando se ha empatado 2-2, el ganador de ese encuentro se ha titulado en 29 ocasiones, para un 65,9%.

El pitcheo de altos quilates de Wood mantuvo frío los bates de los Astros durante seis entradas en blanco sin hit, cuando George Springer le rompió el encanto con un jonrón que puso 1-0 al frente a los locales.

“Realmente es difícil expresarlo en este momento. Necesitaba una victoria y me alegré de mantenernos en ella el tiempo suficiente para que nuestros muchachos cobraran vida”, señaló Wood después el partido.

El mánager Dave Roberts dijo sobre Wood en conferencia de prensa después del juego que “lanzó un juego increíble. Los contrarios se apagaron. No puedo decir lo que Brandon y el bullpen hicieron, pero Woody marcó la pauta. para nosotros, simplemente excepcional”.

No obstante, el triunfo fue para el relevista Tony Watson (1-0) y el revés para el cerrador Ken Giles (0-1), que permitió tres carreras en el noveno.

El segunda base Logan Forsythe había empatado 1-1 el partido en el séptimo y después Bellinger lo puso 2-1 en el noveno antes del bambinazo de Pederson, que selló el triunfo.

     – Joya de pitcheo de ambos equipos –

Los abridores Charlie Morton y Wood se fajaron en un cerrado duelo monticular de cinco episodios en blanco, con solamente un hit permitido el primero e inmaculado el segundo.

Empero, cuando iba camino de un ´no-hitter´ Wood, el primer bate Springer le rompió el encanto al conectarle un jonrón en el sexto por el jardín izquierdo para abrir el pizarrón.

El nefasto batazo provocó su expulsión ingratamente y fue sustituido por el relevista Brandon Morrow a pesar de haber permitido solamente un imparable.

Por su parte, Morton salió de un atolladero una entrada antes cuando los Dodgers estuvieron a punto de anotar.

El receptor Austin Barnes se embasó en el sexto por desbol y tras el out de Pederson el boricua Kike Hernández conectó hit al jardín central y Chris Taylor roleteó por tercera, pero el corredor fue puesto out en la goma.

De haber continuado con su dominio, Wood hubiera logrado un ´no-hitter´ por primera vez en una Serie Mundial desde que Don Larsen lo hiciera -juego perfecto- con los Yankees en 1956 frente precisamente los Dodgers, que cuando eso todavía jugaban en Brooklyn.

La Serie Mundial 2017 de la MLB en vivo por ESPN

En el séptimo, los Dodgers empataron el juego 1-1 cuando el novato Bellinger le conectó doblete a Morton, quien cedió el montículo al relevista Will Harris, y anotó después por sencillo impulsor de Forsythe.

Robert subrayó que Bellinger haya despertado ofensivamente: “Enorme. Apareció grande. Fue absolutamente bueno verlo regresar con un par de dobles”.

La debacle vino en el noveno cuando el estelar cerrador Giles se desmoronó y fue zarandeado por sencillo de Corey Seager, concedió boleto a Justin Turner y permitió sencillo de Bellinger para caer 1-2 en ese momento.

Giles fue sustituido por Joe Musgrove, quien después de ponchar el cubano Yasiel Puig, dio boleto intencional a Forsythe, permitió elevado de sacrificio de Austin Barnes para el 3-1 y dejó la escena lista al bambinazo de tres de Pederson.

El manager los Dodgers no lo pensó y trajo al cerrador estrella Kenley Jansen, quien recibió antes del juego el premio ´Trevor Hoffman´ al mejor taponero de la Liga Nacional.

Jansen retiró al receptor Brian McCann en rola al cuadro y ponchó a Springer antes de soportar jonrón de Alex Bergman, que no ocasionó daño alguno, y cerró ponchando al venezolano José Altuve.

Los Dodgers, que buscan su séptima corona y la primera desde 1988, ya aseguraron, aunque pierdan mañana, llevar la Serie de vuelta a Los Angeles, donde han sacado mucho provecho a su condición de locales.

Por su parte, los Astros, que buscan su primer trofeo de una Serie Mundial, ya que su única participación anterior en este nivel fue en el 2005 (cayeron ante Medias Blancas), perdieron una gran oportunidad de barrer en casa al conjunto californiano.