Someterían más de 10 por la fuga de Quirinito


El caso del sicario Pedro Alejandro Castillo Paniagua (Quirinito) se encamina a su esclarecimiento con el sometimiento a la justicia de más de una decena de personas, entre ellas médicos, funcionarios del sector carcelario y abogados.

Los investigadores han determinado que varios de los interrogados han comprometido su responsabilidad penal en la trama para la fuga de Quirinito, por lo que serán sometidos a la justicia bajo los cargos de sobornos y asociación de malhechores, entre otros delitos que podrían surgir en el transcurso de la investigación.

“Hay evidencias serias, precisas y concordantes que desde luego comprometen la responsabilidad penal de algunos de los interrogados, por lo que estamos en la antesala de un sometimiento masivo”, dijo una fuente consultada por el periódico El Nacional  ligada al Departamento de Inspectoría del Consejo del Poder Judicial.

Los investigadores, tanto de la Procuraduría General de la República como del Consejo del Poder Judicial, tienen bien claro que no se puede dejar pasar por alto una serie de evidencias que han sido recolectadas en el proceso investigativo.

“Se trata de evidencias que, en algunos casos, tendrán consecuencias penales y, en otras, administrativas, pero no podemos adelantar detalles”, declaró la fuente.

Durante el curso de la investigación ha surgido una serie de hallazgos importantes, entre ellos falsos certificados médicos que utilizaron para conseguir el traslado de Quirinito desde la cárcel de Najayo San Cristóbal a una prisión de San Francisco de Macorís.

De hecho, la sentencia que dispuso su cambio de modalidad del régimen de cumplimiento de la pena por prisión domiciliaria estuvo sustentada en certificados médicos, incluyendo uno del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) que indica que padecía de un cáncer terminal en la boca.

En esa sentencia, copias de la cual posee El Nacional, se hace constar una certificación médico legal, de fecha 03 de abril del 2017, del Inacif; una del oncólogo César Augusto Núñez Rojas y varias solicitudes de traslado al médico emitidas por el imputado.