Parte de las tropas rusas desplegadas en Siria retornó este martes a Rusia, que inicia así la retirada de una “parte significativa” de sus fuerzas anunciada el lunes por el presidente Vladimir Putin, indicó el ministerio de Defensa.

“El batallón de policía militar del distrito militar del sur (de Rusia), que estaba desplegado en Siria, fue conducido por dos aviones de transporte militar al aeropuerto de Majachkalá”, capital de Dagestán, indicó el ejército ruso en un comunicado.

Imágenes de la televisión rusa mostraban a soldados desembarcando en el aeropuerto de esta pequeña república rusa del Cáucaso del norte.

Putin ordenó el lunes la retirada de una parte significativa de las tropas rusas desplegadas en Siria, durante una visita sorpresiva a este país.

El presidente afirmó no obstante que Rusia mantendrá una presencia en este país, y aseguró que la base de Hmeimim, donde están concentrados los efectivos militares rusos, y la base naval de Tartus, seguirán siendo operativas.

Putin no precisó el número de soldados rusos que permanecerán en Siria.

La intervención militar rusa en Siria fue lanzada en 2015 y cambió el rumbo de la guerra del régimen sirio contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y los rebeldes.

Unos 4.000 a 5.000 militares rusos fueron desplegados en Siria en estos dos años. Oficialmente unos 40 efectivos rusos murieron en este país desde el inicio de la operación, el 30 de septiembre de 2015.

Compartir