Sin precedentes. Un cirujano que grababa sus iniciales en los hígados de sus pacientes con sus instrumentos quirúrgicos podría terminar en una cárcel de Inglaterra.



Se trata del médico Simon Bramhall (53), quien está siendo investigado por un tribunal de Birmingham (centro de Inglaterra). Sin embargo, los fiscales están teniendo problemas en acusarlo puesto que este caso no tiene precedentes legales.

De acuerdo con la agencia AFP, «el cirujano, que firmó los hígados ‘SB’, conocerá su sentencia el 12 de enero». Los daños físicos que le causaba a sus víctimas es el principal cargo que afrontaría.



¿Cómo Bramhall grababa sus iniciales? El galeno utilizaba un «láser de gas argón coagulador, que se usa en las operaciones para evitar hemorragias». Además se supo que esta práctica lo realizaba al frente de sus colegas.



El caso se dio a conocer cuando una de sus pacientes regresó a los quirófanos por presentar dolores inexplicables. Tiempo después, tuvo que ser operada nuevamente y fue en ese momento en que los otros cirujanos encontraron las letras ‘SB’.

Entérate más:  ¿Por qué debes lavar el arroz antes de cocinarlo?

Según Elizabeth Reid —una de las fiscales a cargo del caso— el cirujano «marcaba los hígados de los pacientes de modo totalmente innecesario, deliberados y conscientes».

Agregó también que esta falta «son ataques que estuvieron mal desde un punto de vista ético y penal». «Fue un abuso de la confianza que sus pacientes habían depositado en él», añadió.

Fuente: Peru21.pe