México, México. En medio de la violencia generalizada que vive México, en 2016 se registraron 7,5 asesinatos de mujeres por día, sumando 2.746 y superando al año anterior, según un estudio difundido este miércoles por ONU Mujeres y el gobierno mexicano.

“Este incremento es significativo no solo por su magnitud, sino también porque rompe con la tendencia a la baja observada en los años previos”, dice el documento titulado “La violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016”.

En 2015 se registraron 2.324 asesinatos de mujeres, según el documento, lo que representaría 18% más de crímenes en 2016. No se detalla cuántos casos se enmarcarían en el tipo penal de feminicidio.

El informe explica que cinco distritos mexicanos se concentraron 40,2% de las muertes violentas de mujeres durante el año pasado: estado de México (centro), Guerrero (sur), Chihuahua (norte), Veracruz (este) y Ciudad de México.

Tan solo en el estado de México, vecino de la capital y el que presenta la mayor problemática en números absolutos, se contabilizaron 421 de los asesinatos de mujeres durante 2016.

Agregó que las ciudades de Acapulco, en Guerrero; Tijuana, en Baja California y Ciudad Juárez, en Chihuahua, fueron las más peligrosas para las mujeres durante el periodo.

El estudio detalla que la mayor parte de las víctimas son jóvenes, pues “la mitad de ellas tenían entre 15 y 35 años de edad”.

Señaló también que a diferencia de los homicidios en los que la víctima es varón, en el caso de las mujeres se utilizan métodos “más crueles” como acuchillamiento y ahorcamiento.

“Lo anterior significa que no se han logrado cambiar los patrones culturales que desvalorizan a las mujeres y las conciben como desechables”, dice el estudio.

“La violencia contra las mujeres y las niñas, cuyo resultado puede llegar a ser la muerte, es perpetrada, la mayoría de las veces, para conservar y reproducir el sometimiento y la subordinación de éstas derivados de relaciones de poder”, explicó el documento.

Por ello el estudio llamó a investigar todas las defunciones de mujeres con perspectiva de género para poder afirmar o descartar que los asesinatos fueron perpetrados por “el hecho de ser mujeres”, así como colocar el tema de la violencia contra las mujeres en los tres niveles de gobierno.

La violencia contra las mujeres está extendida en México. A finales de noviembre el Instituto de Estadísticas (INEGI), señaló que de 46,5 millones de mexicanas de 15 años y más, 66,1% ha enfrentado algún tipo de violencia (emocional, física, sexual, económica o de discriminación) alguna vez en su vida.

En la década de 1990 y a principios de los 2000, Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas, se volvió tristemente célebre por los brutales asesinatos de más 500 mujeres, según estimaciones de ONGs.

Compartir